martes, 29 de enero de 2008

Optat ephippia bos piger, optat arare caballus

El deseo de ser otros, qué juego ha dado en poesía, desde Horacio hasta Felipe Benítez Reyes. Como es un afán universal y a la vez muy íntimo y contradictorio resulta perfecto para construir poemas de una intensa melancolía elegante. También vale para lanzar un piropo. Voy yo por el pasillo del IES y al cruzarme con una profesora, exclamo: “Chiquilla; te había confundido con una alumna”. Cuando me cruzo con una auténtica alumna le comento: “Qué barbaridad. Pareces una profe de las nuevas”. En líneas generales, no miento apenas, para lo que ayuda el hecho de que he olvidado mis gafas. Y así avanzo hacia la clase o de vuelta al departamento, filosofando...

10 comentarios:

Juan Antonio, el.profe dijo...

Acabo de ver pasar a una compañera por el pasillo del instituto y he usado la "táctica Máiquez", "confundiéndola" con una alumna. Su sonrisa me ha alegrado la mañana...

Donna Angelicata dijo...

La verdad es que no sé que es peor, si ser alumna o profesora. Según cuales, me quedo indudablemente como alumna.

Rocío Arana dijo...

cuando era pequeña cómo deseaba ser mayor...

Rocío Arana dijo...

Es que una no puede dejar de sonreír con la táctica maiquel.

anónima dijo...

Bueno, esto es muy bonito, pero hay que tener cuidado de no decírle a una profesora que parece una alumna si estás en un centro de actividades para la tercera edad.

CB dijo...

"Optat ephippia..." Caramba... Y eso así sin gafas y volviendo de un puente. Pues sí que estás filosófico y latino, pero en plan bien, eh, nada nada culturalista, que eso es una cosa fea.

Y dejando la puya (sin "ll", que ya aprendí), llevo un rato pensando con quien me identifico más, si con el buey indolente que quiere gualdrapa (lo de la gualdrapa lo he buscado, no me llames culturalista), o con el caballo que prefiere arar, y no sé, no lo veo nada claro... Tampoco debe de ser tan malo arar. Incluso otro no-culturalista por ahí colgaba hace unos días una cita en la que se asimilaban los bueyes y el arado y los surcos, al poeta y la pluma y los versos.

Nodisparenalpianista dijo...

A mi me gusta quitarme las gafas en navidad.
O sea, por la calle.
A ver si me explico: gozo de mi impresionista mirada miope paseando por las calles iluminadas de coloricos sobre fondo negro y me reencuentro con los cuadros bonitos, los reyes Magos y todo aquello de los loquiletos.
Si probara tu técica, me temo que me terminaría ligando a un guardia civil de los de mostacho de antes, que sin gafas yo valgo muy poco.

Manupé dijo...

Pues hablando de adolescencia, institutos y "poemas con una intensa melancolía elegante",
intento recordar uno que viene que ni pintado, de Torcuato Luca de Tena en la Edad Prohibida:
Quisiera ser......

Aquilino Duque dijo...

Every clown wants to play Hamlet. (G. B. S.)

Juan Ignacio dijo...

Vamos que si siguen empleando esas tácticas les van a llamar la atención vuestras esposas...