jueves, 21 de agosto de 2014

El combate del siglo


Autoestima vs. Autocrítica

Es un combate trabado, confuso, marrullero, como demuestra la paradoja de que yo esté tan satisfecho, ay, de ir a muerte con la autocrítica.



miércoles, 20 de agosto de 2014

sábado, 16 de agosto de 2014

"Papá, enfadado"




Por Carmen García-Máiquez

Tate


"El revolucionario busca la utopía del futuro (que no será) y el reaccionario, la utopía
del pasado (que nunca fue)". Este aforismo de Tomás Salas me ha regalado un argumento potente para defender mi castigado conservadurismo, tan combatido de un lado, más masivo, y de otro, más selecto. El conservadurismo busca defender lo que es (todavía). Aunque sólo sea por la ontología, he caído ahora, es lo más sólido. 

El otro día en Twitter un buen amigo me calificó de reaccionario, y lo soy tan poco, al menos de talante, que no me atrevía a reaccionar y recordarle que soy conservador. Al final, me vino bien, porque, en el tuiteo cruzado, se me recomendó leer a Nelson Rodrigues, y ahí estoy ahora, encantado, con O reaccionário. 


viernes, 15 de agosto de 2014

Poema final de Lo que dejan los días de Pablo Núñez




CERTEZA 

La conclusión después de todo este comienzo, 
tras escuchar historias y proyectos, 
quejas, opiniones; 
después de haber leído lo posible  
—el tiempo ha sido breve todavía— 
después de haber estado solo ante la sombra y el regreso.


Una vez que me paro ante el espejo 
—las voces en la calle anuncian el verano— 
y comprendo que ya tengo la certeza, 
entonces —digo, después de todo esto— 
puedo afirmar, sin miedo a equivocarme, 
que es difícil saberlo. 

jueves, 14 de agosto de 2014

Hilo de esperanza


Cada vez transcurre menos tiempo desde que hago cualquier cosa o la digo o la pienso y termino dándome cuenta de que era otra tontería. 


miércoles, 13 de agosto de 2014

Entrevista


Qué bien suena en portugués, y qué ojo tan fino ha tenido nuestro amigo brasileño, Joâo Filho, para traducir lo más importante: 

Quando viajo sempre esqueço algo. Ao sair de casa, o que mais lamento é o que estou esquecendo e não sei o que é exatamente. Porém, o que não faltaria NUNCA em todas as minhas viagens seria minha mulher. Não ‘tô tirando onda. Pois com ela a casa vem junto e, ainda que seja viajando, não gosto de sair de casa.