domingo, 15 de enero de 2017

La dicha refinada



Buscaba un poema de Ramón López Velarde, para enlazar en Trampolínk mi artículo de hoy. Se trata de la más poética y sentida comunión espiritual que conozco. Léanla. Pero rebuscándola, me saltaron estos dos versos, que son los mejores que conozco para hablar con el demonio:

Tú no sabes la dicha refinada 
que hay en huirte.

Lo que me recordó el cuadro del Ángel de la Guarda que vimos el otro día en la iglesia de San Antonio de Cádiz. 


Me gusta especialmente porque reconoce que tenemos un demonio igual que al Ángel, sí, pero no uno a cada lado, que es un resabio gnóstico o maniquea. Lo veo como el cuadro: entre el demonio y uno, el majestuoso guardián. 


sábado, 14 de enero de 2017

Trabajo en equipo


El trabajo en equipo es el signo de los tiempos, y bien que viene ahora que no llego a nada. Hasta para mi más querido oficio, el de barbero, necesito ayuda. Nada menos que Andrés Trapiello se pone la bata de barbero con Miguel de Cervantes, nada menos.


viernes, 13 de enero de 2017

Felicitaciones


No me ha hecho falta quererme demasiado porque vosotros lo hacéis con todos los excesos de rigor por mí. Dios os lo pague. Qué alud de felicitaciones por tierra, mar y aire. Algunas hiperbólicas, sí, claro, y otras más concisas, pero todas cariñosas. Aquí algunas:

















Ha continuado, y más si cabe, en efecto, la celebración diaria y habitual. Carmen me ha regalado nada más levantarse el dibujo que pensaba que más felicidad me podía dar. Y me la ha dado.


Quique ha apostado por los barcos, que tampoco está nada mal. Parece que Carmen se ha caído al agua, o se ha quedado un rato más en la iglesia, dando gracias.


Pero la mejor felicitación, con todos los agradecimientos a todas, ha sido la de Leonor. A las 6,15, desayunando medio dormidos, le he recordado que hoy era mi cumpleaños. Y ha dado un salto de sorpresa muy gracioso y bastante grande. Ha sido chulísimo.



jueves, 12 de enero de 2017

Manuel


A la entrada de misa, Manuel el mendigo me dice: "El viejo ya está dentro". Como voy un poco tarde, pienso que se refiere al sacerdote. Tras un segundo de desconcierto, caigo que habla de mi padre, con inusitada confianza, eso sí.

A la salida me dice. "Vaya con tu hijo. Le pregunté ayer qué le habían traído los Reyes y va y me dice que un jamón... ¡La leche que mamó el niño!"


martes, 10 de enero de 2017

Familia política


En los pueblos nos conocemos todos, lo que da mucho juego a las conversaciones. En una, pregunta uno: "¿Quién es más 'cuñado', X o Y?" Es una ocurrencia graciosa, porque es verdad. Así que, recuerdo a Santo Tomás de Aquino: "Omne verum a quocumque dicatur, a Spiritu Sancto est [S Theologiae I-II q. 109. a 1, ad 1]", y me río como todos. Pero luego, preciso: "X es el más 'cuñado'. El más suegro es Y. Como yo tengo una inmensa vocación conyugal, le tengo mucho cariño a ambos". "Lo sé, lo sé, qué inoportuno yo", reconoce el que había preguntado. "Qué va", replico, "tiene gracia y me has hecho sentirlos como de mi familia... política".

No lo cuento para adornarme, ojo, sino porque creo que la vocación matrimonial marca carácter, hasta analógicamente.




lunes, 9 de enero de 2017

Rimar a Quique


"¡Eres un león!", me ha gritado mi hijo, riéndose. "‘León’ porque te pasas el día leyendo", me ha precisado enseguida la etimología. Pero yo he rugido igual de satisfacción y orgullo.
*
Nos encontramos, yendo a Misa, con dos niños que estaban en clase de Carmen, y ahora están en el colegio de los chicos, al que irá Quique el curso que viene. "¿Qué tal?", les pregunto. "Muy bien. No es un colegio blando como el de las niñas. Es duro. Te hacen muy fuerte...", explican entusiasmados. Quique les replica: "Yo soy como soy"; y a mí, que no me gusta mucho la ética de la mismidad, me encanta su salida, sin embargo. También me escama bastante la ética de la dureza por la dureza.
*
En el muro de la iglesia, una gran cruz. Quique la señala: "¿Por qué esa cruz de hierro?" "La cruz es el signo de los cristianos, Quique, nuestra señal, por eso la llevamos sobre el pecho. Los musulmanes tienen la media luna". Pone cara de honda preocupación: "Pero ¿la media luna llena?". "No. Sólo la media luna media". "Ah", suspira aliviado.
*
Quique usa el verbo "rimar" como un sinónimo de "recordar". Dice: "Esa casa me rima cuando yo era pequeño y vinimos un día...". 

Yo no le corrijo. Para un poeta desinspirado es un precioso consuelo: así, siempre podré rimar las cosas de Quique, que lo merecen.