viernes, 11 de julio de 2008

Que descanséis

Nos vemos —D. m.— el uno de septiembre.

25 comentarios:

Fernando dijo...

¡Oh!

¡Qué lástima!

En fin, si no hay más remedio... ¡¡feliz verano, Don Enrique!!

F.

carmen dijo...

Descanso merecido, pero me costará acostumbrarme a no encontrarte a diario. Para mi tu blog es el descanso, la parada que tu ahora haces. Un abrazo

Anónimo dijo...

Yo no estaba cansado.

Manupé dijo...

Los comepeces aguardaban expectantes tu declaración de disponibilidad. Felices vacaciones.

Mery dijo...

O sea, que te tomas vacaciones absolutamente de todo, incluído el blog...
Bien mirado es buena idea. Que descansen también las ideas, al menos éstas de a diario.
Felices dias.

Dal dijo...

Sabia decisión. Que Calíope, Erato y Polimnia te lo premien.

ARP dijo...

¡Feliz verano! Se te va a echar de menos, pero el 1 de septiembre estaremos a la espera, expectantes.

Ignacio dijo...

no recordaba esta parada veraniega. es una pena.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Te echaremos de menos. Abrazo fuerte

T dijo...

Qué descanses tú también y hasta septiembre. Te echaremos de menos.

julio dijo...

Feliz verano.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Vaya, hombre. Es lo malo del verano. Releeremos entradas antiguas.

Verónica dijo...

¡Felices vacaciones! Demasiado largas, ¿no? Nos vemos a la vuelta, también D.m.

Jesús Beades dijo...

¡Anda ya! No creo que haya un lugar de veraneo sin acceso a internet. ¿Os que te vas a las Batuecas? (que seguro que tienen también)

E. G-Máiquez dijo...

Muchas gracias a todos: así da gusto irse.

Irse es un decir, Beades, que de Batuecas nada. Me quedo en el Puerto, claro, pegado al ordenador, leyéndoos. Me dedicaré como dice Manupé a los comepeces, y, con mucha suerte, a las señoritas esas que dice Dal.

CB dijo...

¡Oh, los pobres, y cómo nos plantó!
¿ni trampolinks, ni barberías, ni unas brisillas del Puerto, ni na de na?

anónima dijo...

No es propio de un profesor repetir en septiembre...Pero bueno, le daremos un buen repaso mientras reposa.

Rafael G. Organvídez dijo...

Que descanses, Enrique. Te volveremos a leer en septiembre. Si hago alguna escapada al Puerto, te llamaré.
Un abrazo

Juan Ignacio dijo...

Solo queda la esperanza de que retornes con rayos y ruenos aún más gloriosos.

Nous allons enfin nous régaler...

E. G-Máiquez dijo...

Muchas gracias a todos. No os pondré trampolinkes ni nada por el estilo, querida CB, porque del blogg me agobia pensar que algunas almas caritativas entráis a ver qué hay ahí y luego no hay, ay, nada. Así, en plan radical, me consuelo pensando que no me pagaréis visita en estas semanas.

Por supuesto, Rafael, aunque técnicamente no eres un comepeces, sería estupendo vernos en verano.

Entre mis ocupaciones estivales, anónima, está, además de reposar, repasar mi blogg para un proyecto de libro. Una lección de humildad que espero que también me sirva de algo para el blogg en el curso que viene, como me desea el generoso JI.

Néstor Aparicio dijo...

Pues vaya... Nosotros nunca lo haríamos, como decía el anuncio aquel del perro en verano.
Que descanses. Aprovecharé para leerte desde el principio.

AnaCó dijo...

Que descanses Enrique, también del blog y felicidades por tu santo.

Luis dijo...

Eso muchas felicidades y buen verano.

Nodisparenalpianista dijo...

Hola, vaya, oh. Como estoy a ráfagas, me iré poniendo al día. En fin. Nos vemos.

Jesús Beades dijo...

Ya sólo queda media hora... ¡qué nervios!