miércoles, 23 de diciembre de 2009

Corrigiendo exámenes

EN los exámenes tipo test de mis alumnos, entre las posibles respuestas, suelo deslizar una o dos con palabras atractivas, misteriosas, rimbombantes o semitécnicas que no significan nada de nada. "Las coyunturas consiguientes de las sinergias estructurales y las tolerancias paralelas a la paz", por ejemplo, como una de las contestaciones a "¿Cuáles son las estrategias de negociación?". Las primeras veces, algunos incautos marcan esas respuestas peripuestas sin dudarlo ni un segundo, abducidos por un vocabulario arcano que les suena de maravilla, como una fórmula mágica. Luego, cuando corregimos el ejercicio en clase, les explico que deben desconfiar de todo aquello que no entiendan bien. Casi siempre se encontrarán ante el truco de un prestidigitador palabrero.

Pocas veces me siento tan útil. Acostumbrarlos a confiar en su sentido común y a pedir explicaciones cuando no lo vean claro es desactivar la carga explosiva de buena parte de la publicidad, de mala parte de las imposturas literarias y, sobre todo, de un tanto por ciento elevadísimo de los discursos políticos. Los poderosos, en el ámbito que sea, se enfundan enseguida el famoso traje del Emperador, o sea, que ellos andan cómodamente desnudos, pero despertando a la vez y gracias a la verborrea de los sastres que les enhebran sus discursos, la admiración atónita de todo el boquiabierto respetable. Oh.
[Estos dos párrafos son los que sirven de tormenta de ideas, el resto del artículo son rayos y truenos sobre ZP en Copenhage y, por tanto, el periódico es su sitio.]

10 comentarios:

Javier de Navascués dijo...

Dan para mucho las respuestas de exámenes, incluso para una entrada de blog. En estos días de correciones me han venido algunas ideas a la cabeza gracias a las respuestas, no siempre exactas, de mis alumnos.

Anónimo dijo...

Ius causa hominum constitutum est.
Si hay seres humanos que carecen de derechos, no es extraño que el de propiedad se atribuya a seres no ya no humanos sino inanimados, como el viento. Si al menos las palabras de Zapatero sirvieran para que el cuerpo electoral se dé cuenta de quién nos gobierna...
Jilguero

Jesús Cotta Lobato dijo...

Te tomo prestado el truco.

Kike dijo...

Y, sí, como dice Javier, a mí también las respuestas de mis alumnos siempre me han ayudado mucho a perfeccionar el curso.

Por cierto, me has dado una buena idea en mis próximos exámenes de Teología. Salud y feliz Navidad.

Anónimo dijo...

Entonces te será muy útil para preparar tus exámenes el disponer de una aplicación informática que crea automáticamente ese tipo de enunciados.

Puedes encontrar el vínculo a ella aquí:

http://pseudopodo.wordpress.com/2009/12/02/agregando-sinergias-customizables/

(athini_glaucopis@hotmail.com)

Alvaro dijo...

A mi hijo le he castigado a leer el evangelio de "San Matías", que le quitó el medio punto que necesitaba para sacar un 10 en un examen de historia.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Ya te contaré¡¡¡

Un fuerte abrazo y muchas felicidades.

Artemi dijo...

Yo también me encuentro en el proceso de corregir exámenes. Es gracioso al tiempo que desazonador. pero cuando te encuentras un buen alumno (casi nunca son los que sacan buenas notas) qué alegría. Cuando algien entiendo un texto complejo y lo comenta con un acierto sorprendente, qué alegría. En fin, Enrique, que feliz Naviadad, y que la cena sea estupenda (como todo lo demás)

Constanza dijo...

¡Esto no tiene nada que ver, pero pasé por aquí sólo a dejar muchos saludos navideños!

Anónimo dijo...

Esto tampoco tiene nada que ver, pero lo pongo para que la Navidad se celebre también con unas risas. (Espero que nadie se lo tome a mal; como dijo alguien, yo creo que con mucha razón, "un santo triste es un triste santo".) Aparece publicado en EL PAÍS de hoy.

La risa es, o debiera ser, una de las protagonistas de la Navidad y de la vida, en general. Hay pocos motivos para reír, pero siempre se puede hacer un esfuerzo. Compartí ágape en Nochebuena con gente muy seria y muy católica dotada de excelente sentido del humor.

El jefe de familia nos invitó a desternillarnos con algunos avisos parroquiales que ha ido recopilando en sus frecuentes visitas a distintos templos. Si quieres participar del jolgorio, lee esto:

"El viernes, a las siete, los niños del Oratorio representarán la obra Hamlet, de Shakespeare, en el salón de la iglesia. Se invita a toda la comunidad a formar parte de esta tragedia".

"El mes de noviembre terminará con un responso cantado por todos los difuntos de la parroquia".

"Para los que tienen hijos y no lo saben, tenemos en la parroquia una zona arreglada para niños".

"El próximo jueves, a las cinco de la tarde, se reunirá el grupo de las mamás. Cuantas señoras deseen entrar a formar parte de las mamás, por favor, se dirijan al párroco en su despacho".

"Estimadas señoras, ¡no se olviden de la venta de beneficencia! Es una buena ocasión para liberarse de aquellas cosas inútiles que estorban en casa. Traigan a sus maridos".

"El torneo de básquet de las parroquias continúa con el partido del próximo miércoles. ¡Acompáñennos a derrotar a Cristo Rey!".

"El precio para participar en el cursillo sobre Oración y ayuno incluye también las comidas".

"El jueves empieza la catequesis para niños y niñas de ambos sexos".

"Tema de la catequesis de hoy: Jesús camina sobre las aguas. Catequesis para mañana: En busca de Jesús".

El pavo y los langostinos, muertos de risa, al igual que María, José, el Niño, los pastorcitos, Herodes y los Reyes Magos.