domingo, 13 de agosto de 2017

Una llamada


Al finalizar el funeral, mi amigo me contó que la mañana del entierro de su madre se levantó tranquilo y alegre. Por como lo dijo, recordé involuntaria e inmediatamente esta frase: "'You're looking unusually cheerful today', said the second-in-command". No me falló el instinto. Había soñado que su madre le llamaba por teléfono y le contaba: "Aquí estoy en la gloria. Está todo muy bien puesto. Con mucho gusto. Y todo el mundo es muy elegante y muy natural. Me he encontrado a Carmen García-Máiquez y me está presentado a gente muy cariñosa..." Entendí perfectamente que mi amigo se sintiese consolado. Yo, que estaba muy consolado después de tantos años, recibí un relámpago de emoción casi tumbativo. Acordarme ahora de su madre, a la que le tenía bastante cariño, me va a costar muy poco, muy poco.


1 comentario:

El curioso parlante dijo...

Los libros sobre espiritismo están llenos de hechos como ésos. Tengo una amiga que la noche de la muerte de su padre soñó con un caballo blanco cuya visión la llenó de serenidad.

La bella frase (de poeta) "recibí un relámpago de emoción casi tumbativo" muestra una vez más que las verdaderas manifestaciones del Más Allá casi siempre van acompañadas de emociones muy fuertes.