martes, 2 de octubre de 2007

Bloggsesión

Esta noche he soñado que ardía del todo nuestra casa nueva, que es vieja, pero reformada o, mejor dicho, reformándose... Aunque una ventaja de la inmóvil mudanza, ahora que caigo, es que las llamas no nos cogieron dentro. Ni las llamas, ni la Navidad, a este paso. A lo que iba es que en el sueño, cuando estoy hablando con los bomberos por el móvil, todo muy vívido y dramático, y me están detallando el desastre, voy y pienso: “Huy, con este lío mañana no voy a poder escribir nada en el blogg”.

6 comentarios:

Carlos RM dijo...

Esta entrada tiene nombre de perfume, aunque mejor sin la tilde. Y ya sabes, la vida es sueño...

AnaCó dijo...

¡Qué va! un incendio da para mucho en la bloggósfera. Pero me alegro que no nos lo tengas que contar.

Anónimo dijo...

Pero hombre, Máiquez, ¿qué clase de sueños incendiarios son esos? Ahí van unos sabios consejos, para que tales pesadillas no se conviertan en realidad y nos deje Usted sin blog. A ver dónde iba a publicar sus décimas el pobre ESPINELETE

Manténgase en buen estado
un extintor aceptable.
El material inflamable
evite y aparte a un lado.
Téngase especial cuidado
con el horno y la candela.
No arrime el ascua a la tela
y con mucha precaución
evite la tentación
de fumar en duermevela.

Rocío Arana dijo...

Yo también sueño unas cosas... Ya te contaré.

Counter-Revolutionary dijo...

Enrique, ¿no te estarás volcando en exceso en tu blogg?

Juan Ignacio dijo...

¡Jo!

(Esa bloggsesión nos permite seguir disfrutando de tus "blog sessions". ¡Que no se apague la llama!)