martes, 20 de enero de 2015

¿Por qué nos lanzamos al monzón?


Quizá, leyendo la entrada de ayer, alguien se pregunte por qué nos montamos en coche y atravesamos la tormenta y los riachuelos desbordados para ir al pueblo vecino. En realidad, íbamos a la China. Carmen tenía que hacer un trabajo. Y lo hicimos: 



2 comentarios:

Isa dijo...

El trabajo merecía despertar a John Wayne

Corina Dávalos dijo...

Gracias, la verdad me quedé pensando: ¿Por qué narices ha hecho semejante viaje! Me queda clarísimo.