jueves, 2 de junio de 2016

Celos sabios



Cuando me ilusiono con una chica para un amigo, y suspiro "qué buena pareja harían" e incluso hago planes para ayudar a que la cosa cuaje, Leonor se pone muy celosa. Más incluso que si digo de otra que es muy guapa en general, sin objetivo definido, o si se fija que me fijo.  Eso no le importa casi. Los suyos son unos celos muy sabios (porque la chica que deseamos para un amigo es la que nos gusta de verdad) y muy halagadores (porque, además de que los celos siempre lo son, reconocen que la amistad es una virtud muy mía).