martes, 8 de enero de 2008

Agradecimientos

Por la Gracia impagable que supone estar vivo
entre dulces paredes que ojala no taladre
jamás ácida envidia, porque viví y aún vivo
de su seno, modelo del hogar donde vivo
bendita sea mi madre.

por todos estos años protegido, al cobijo
de todo hijo de perra que me muerda o me ladre,
porque intentó engordarme, aunque seguí canijo,
por esta Gloria en vida cosechada en su hijo
Gloria para mi padre.

por aquel paraíso de cow-boys y casitas.
por aquellos castillos de todos los veranos
en la playa, por todos lo gozos y las cuitas
compartidos de siempre, benditos y benditas
mis hermanas y hermanos.

por los tiempos dichosos que, después del espanto
de estar solo, brotaron como brotan los trigos,
por mi risa y mi guasa fomentada hasta el llanto,
por las curdas tan gordas que me aguantaron tanto
benditos mis amigos.

y porque del abismo de soledad oscura.
donde vagué perdido, allá en la noche negra
nació este Sol hermoso, que me elevó a su Altura
por la Gracia impagable de parir la Hermosura
bendita sea mi suegra.

y puesto que no hallé criatura más hermosa
que tú, por los senderos de la vida perdida.
por este místico éxtasis de amor con una Diosa,
porque hasta ahora has sido lo mejor de mi vida
bendita seas, Esposa.

y si algún poetilla de esos que están de moda
no gusta de mis versos por
tradicionalismo
de sus temas o formas o algo así, que se joda:
Gloria para mí mismo, Gloria para mí mismo,
Gloria para mí mismo.


[Francisco Fortuny, Cielo rasante, Pre-Textos, 1992, pp. 7-8. Los subrayados son míos --quiero decir, más míos, si cabe.]

5 comentarios:

el rebelde dijo...

Geniales los agradecimientos, y el descubrimiento del poeta. Gracias Enrique

iriñon dijo...

mancantao

Jacinto Molero Merino dijo...

Agradecimiento a ti. De categoría, un "pelotazo" como dicen tus paisanos.

Anónimo dijo...

Me quito el sombrero y me descubro ante este Señor Fortuny. Inculto de mí, no había leído un solo verso suyo. Nunca es tarde si la dicha es buena.

Pues a Fortuny fortuna
de conocer he tenido
quedo muy agradecido
a Máiquez sin duda alguna.
Estas estrofas son una
maravilla de talento
y bien trabado argumento
que a quien seduzca la moda
monte en cólera y se joda
con este agradecimiento.

ESPINELETE

Bukowski dijo...

Estupendo.