jueves, 26 de febrero de 2009

Los navegantes y el náufrago

Una entrada de blog es un mensaje en una botella. (Sólo que la botella tiene la envergadura del mundo.)

7 comentarios:

Andoni Rentería dijo...

...y los comentarios son las lapas, algas y demás vida acuática con que nos vamos adhiriendo a tu travesía transatlántica, haciendo post-stop.

José Miguel Ridao dijo...

Además es una botella virtual que navega por un océano donde la pescamos cada vez que queremos los navegantes de la modernidad. Y es una botella mágica, porque pueden leer su mensaje miles de personas a la vez, y desde cualquier rincon del mundo. ¡Es ubicua!

CristinaB dijo...

...y es una botella de náufrago a náufrago.

Anónimo dijo...

Sí. Pero aquí quien lanza la botella no pretende lo que el náufrago: que lo salven; sino salvar (de la falta de reflexión sobre los mil aspectos de la vida).

E. G-Máiquez dijo...

Gracias, Anónimo, pero seré sincero: este náufrago también pretende salvarse.

Y requetegracias, CristinaB.

rojo dijo...

genial Enrique, Borges estaría orgulloso de ti!!!

Mery dijo...

Pues si, una botella que se va llenando de réplicas en otros pequeños papelitos.
Bonita metáfora, Enrique