sábado, 4 de abril de 2009

Justo por eso

Esta tertulia que nos traemos en la blogosfera ha ido creciendo hasta límites ingobernables. Y nuestros amigos no se pueden contar ya con los dedos de las manos, aunque uno mantiene los enlaces primigenios en su columna de la derecha como un homenaje a los merry old times. Ante tanta abundancia, no me extraña que con frecuencia clamemos contra la entrada diaria, que nos exige mucho, como escritores y, sobre todo, como lectores, y que empuja a la vieja corriente abajo. Estoy totalmente de acuerdo con esos argumentos, totalmente, y tanto que justo por eso escribo a menudo mi nueva entrada, para que la vida siga, para que la imperfección de hoy tape la de ayer.

9 comentarios:

Ángel Ruiz dijo...

Muy bien visto eso de escribir para tapar lo que escribimos: que quede como argumento para la teorización futura sobre blogs.

José Miguel Ridao dijo...

Vengo de leer una entrada de Antonio Serrano, y hace poco reflexioné yo también sobre las servidumbres del blog. Yo no he conocido, unfortunately, the merry old times, pero observo curioso un fenómeno ciertamente malthusiano, que no sé en qué acabará. Como acabo de comentar en los Silenos, me ha hecho pensar lo que me ha dicho Javier Quiñones Pozuelo, que ha decidido desctivar la opción de comentarios y no volver a comentar en blogs ajenos, si bien seguirá leyendo blogs amigos. Parece que ha optado por convertir su blog en un bloc, eso sí, bien moderno, flamante y lujoso. ¿En qué acabará todo esto?

Enrique Baltanás dijo...

Algún día habrá que hacerle un homenaje al lector silencioso: ese que no tiene blog, ni comenta ni nada, pero lee, lee...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Supongo que todo tiene un principio y un final.

El boom como tal existe, pero siempre temporalmente.

Un Blog, implica un sacrificio gustoso y aceptado, por todos, autores-lectores-aloguistas.

Buena reflexión. Estoy con José Miguel, él ya lo ha comentado varias veces: hay diferencias entre Blog y Bloc.

Un abrazo a todos.

Mery dijo...

En efecto, se vé que estamos muy revueltos con este tema bloguero.
Un poco mas y alcanzamos la metafísica del blog en unos días.
Justo por eso.
Un abrazo

Mery dijo...

Excelente la apreciación de Enrique Baltanás.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Me gusta esa aparente incongruencia entre admitir que no es adecuado publicar a diario y, para corroborarlo, seguir escribiendo a diario. Genial, Enrique.

CB dijo...

Pues que las imperfectas gracias de hoy tapen las de ayer.

a tiza y papel dijo...

Gracias, Baltanás.
Y ahora, el homenaje.