domingo, 24 de enero de 2010

El estudiante

Empeñado en contar mi batallita, no me cupo en el artículo de hoy este soneto lopesco de Diego Reche, publicado en Ojos para las nubes, su último poemario. Y es una lástima grande, porque remata muy bien con otro aspecto (el Departamento de Orientación) que venía ya preanunciando el famoso art. 20 de la normativa de la US. Va:

................EL ESTUDIANTE

Estirarse, encogerse, estar ocioso,
enojado, en las nubes, aburrido,
llegar todos los lunes deprimido
tras un fin de semana tormentoso

Empezar los exámenes nervioso,
enamorado, triste y confundido;
no comprender por qué lo han suspendido,
si su ejercicio siempre es fabuloso.

Mezclar el curso con las vacaciones,
y mantenerse ausente hasta que acabe,
llevar chuletas en los pantalones,

y el buen orientador es esa llave
que le va atravesando evaluaciones;
el profesor que lo aprobó, lo sabe.

12 comentarios:

Adaldrida dijo...

En mi cole están revolucionadas con ese tema, y no es para menos. Toda la vida enseñando a los adolescentes a ser honrados, y ahora llegan a nada menos que la Universidad y ¡hala, barra libre!
Me encanta el soneto, se lo leeré a mis alumnas jajajajaj.

Anónimo dijo...

Espléndidos ambos, artículo y soneto. El último verso del primer terceto muy actual y, a buen seguro, agradará al equipo de gobierno de la Hispalense, por dar lírica carta de naturaleza al garantismo. El soneto es impecable, pero admitiría como terceto final

Y si por suerte estudias en Sevilla/que sepa el Profesor que si te pilla/decide paritaria Comisión.

Cordialmente.

Anónimo dijo...

UNA vez tuve una alumna particularmente espectacular, dicho sea con todo respeto, mejorando lo presente y sin desdeñar para nada a mis alumnos, que tienen, igual que ellas, otras virtudes intelectuales y personales, que son las que importan.

¿Ese "ellas" de "igual que ellas" a quién se supone que hace referencia?
Un saludo y gracias por tu blog.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Aplauso duplicado para el soneto y para el artículo. Y añado una consideración. La decisión de la Universidad de Sevilla, ¿no es un nuevo hito en esa búsqueda desesperada de alumnado para mantener puestos de trabajo entre el profesorado universitario y dotaciones económicas? La guerra comenzó con la Pablo de Olavide regalando ordenadores a quienes se matriculasen. La Universidad de Sevilla se apuntó al carro, claro. Y ahora intenta dar un paso más, ofreciendo aprobados de (corta y) pega a base de copiar.
Creo que un día de estos escribiré algo al respecto,a ver qué sale. Un abrazo.

E. G-Máiquez dijo...

Anónimo 2; el "ellas" ese y toda la redacción de esas frases pretendía reflejar mi lío con el alumnos y alumnas y mi turbación y el titubeo de pisar un terreno no políticamente correcto. Creo que tienes razón y que la he liado demasiado. Donde dice ellas debe entenderle las otras alumnas que no son espectacularmente guapas, pero no importa.

Y también agradezco mucho los demás comentarios, con ese último terceto "ad hoc", fantástico, e impecable si se fuerza el último verso para que rime con el primer terceto: "deciden paritarias comisiones". Y ahora a esperar lo que escriba JAGR, que estará muy bien, claro.

E. G-Máiquez dijo...

Anónimo 2; el "ellas" ese y toda la redacción de esas frases pretendía reflejar mi lío con el alumnos y alumnas y mi turbación y el titubeo de pisar un terreno no políticamente correcto. Creo que tienes razón y que la he liado demasiado. Donde dice ellas debe entenderle las otras alumnas que no son espectacularmente guapas, pero no importa.

Y también agradezco mucho los demás comentarios, con ese último terceto "ad hoc", fantástico, e impecable si se fuerza el último verso para que rime con el primer terceto: "deciden paritarias comisiones". Y ahora a esperar lo que escriba JAGR, que estará muy bien, claro.

Anónimo dijo...

Vaya, vaya, totalmente cierto y agradezco la advertencia del desliz en la rima, tan magníficamente subsanado con el plural de las paritarias comisiones. También, si el último verso del primer terceto hubiera sido "llevar chuletas en las cortas faldas" cabe rematar con "decide Comisión a tus espaldas".

AnaCó dijo...

Que casualidad, hoy he visto una película -maravillosa por cierto- con ese título. No sé si está disponible en España, pero si puedes conseguirla te la aconsejo vivamente.
http://www.elestudiantelapelicula.com/

gomez de lesaca dijo...

Tiene usted razón. Recuerdo haber leído, hace ya años,una tercera de ABC en la que Julián Marías denunciaba la permisividad existente en España hacia la mentira.

La consideraba un mal moral de serias consecuencias para nuestra sociedad.

Esta misma permisividad es la que quita importancia al hecho de copiar que es, al fin y al cabo, una forma de engaño.

"Nosotros los veraces", así pensaba Nietzsche que se referían a sí mismos los hombres de calidad.

Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Se ve que para algunos el fin, que no es saber, sino aprobar, justifica los medios.
Jilguero.

cb dijo...

Hombre, copiar del libro está muy feo, pero la venerable tradición de la chuleta no está tan mal. Una chuleta bien hecha es una trabajera, y favorecen la capacidad de síntesis y el miniaturismo. Yo tengo que confesar que las tres primeras declinaciones de latín me las sé de memoria por la primorosa chuleta que me hice. De la cuarta y la quinta sin embargo, que me las aprendí y no las chuleteé, no me acuerdo nunca.

E. G-Máiquez dijo...

El amor a la verdad de Julián Marías lo pude conocer de primera mano y en mis propias carnes una vez que lo conocí. Tengo que contarlo. Y efectivamente tenía razón Nietzsche: "nosotros, los veraces", ahí queda eso.

Claro que las chuletas se merecerían un artículo exclusivo, CB. No sería tan contradictorio con lo mantenido aquí. La salsa picante suya era el miedo de que te cogieran, que se están cargando. Qué pocas emociones en pie están dejando...