viernes, 1 de enero de 2010

Feliz 10 (vuelta)

La Tierra, reloj de arena;
y esta ilusión
un poco
tétri-
ca
o un
poco infantil*
de que a cada vuelta
vuelva a empezar el tiempo.
* Los relojes de arena siempre están vacilando, ¿los habéis visto?, entre ponerse a hacer un huevo duro o posar para un grabado de la Muerte. ¡Escojamos para el nuevo año el vitalista huevo duro!

5 comentarios:

gomez de lesaca dijo...

Es la primera vez que hago un comentario en su blog, felizmente descubierto en estos últimos días del 2009.

Ya conocía sus excelentes traducciones de Chesterton.

En fin, espero que podamos lidiar este año con valentia, vergüenza torera y buen estilo.

Y que Dios reparta suertes.

carmen dijo...

Los relojes de arena no saben dormir ni boca arriba ni boca abajo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muchas felicidades.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Feliz 2010, Enrique. Un abrazo.

Ángel González-Palencia dijo...

Aprovechando tu huevo duro, te felicito el año con este poema de Marzal.