domingo, 21 de febrero de 2010

Clásica paradoja

El artículo de hoy puede decirse que fue un encargo por suscripción popular. Un buen puñado de antiguos compañeros me pidieron que de alguna manera saliese en los papeles nuestro encuentro. Pero en una paradoja que se ha dado miles de veces, pocos artículos tan personales como éste, tan encargado, he escrito nunca.

14 comentarios:

José María JURADO dijo...

Pues felicidades y gracias, muchas gracias, por el poema chino.

marinero dijo...

Respecto al artículo a que se nos remite, no quisiera hacer de aguafiestas; pero lo de que a EGM y sus compañeros los educasen, en su colegio, para ser "influyentes", parece apuntar a un tipo de colegio muy determinado (y más cuando aclara el lamento explicando que no hay "ministros, ni lumbreras, ni directores generales"). No sé si EGM es consciente que en la inmens(ísim)a mayoría de los colegios de este país, la posibilidad de que salga de sus aulas algún espécimen de los dichos es sólo ligeramente mayor que la de que salga un marciano; es decir, que o el colegio en cuestión es uno de esos que llaman "de élite", muy escasamente representativo de la realidad del país, o el compañero de EGM tiene alguna tendencia al fantaseo salvajemente desbocado. En otras palabras, y termino: que EGM o su compañero apuntan, con ese comentario, a que la realidad en la que viven o creen vivir se parece demasiado poco a la del común de los mortales.

E. G-Máiquez dijo...

Pues gracias, JMJ, por la felicitación. El poema chino es, efectivamente, extraordinario. Aparte de a Su Tung Po, hay que agradecérselo a García Martín, que nos lo tradujo en el El taller de la memoria. Se titula "El primer baño de mi hijo".

Un marinero bien se puede permitir ser aguafiestas, como su seudónimo indica. Pero no creo que pueda quitarle mérito a nuestra mediocridad dorada. La relación de los tipos de colegios y el futuro de los alumnos no es talmente representativa y puede usted darse un garbeo por la red para ver los colegios a los que fueron nuestros dirigentes actuales. El caso de UK con Eton es ya asombroso. No digo, Dios me libre, que sólo el colegio sea fundamental, sino que hay otra serie de factores asociados que también cuentan. En nuestro caso, ya digo, inasequibles al desaliento hemos optado (por ahora) por la dorada medianía, de lo que mi buen amigo marinero se debería de alegrar.

marinero dijo...

Corrijo: yo me alegraría de veras (me he alegrado, y me alegro, y me alegraré en el futuro) de los éxitos que pueda obtener el propio EGM, muy sinceramente estimado por mí; a los demás ex-alumnos del colegio en cuestión creo que no los conozco. Pero, aunque la relación no sea mecánica ni exacta, existe sin duda, entre ciertos colegios "de élite" y el triunfo social; y el Colegio del Pilar es una muestra española que no deja lugar a dudas. Como tampoco lo deja el que hablar respecto al colegio de mi pueblo de educación para ser "influyentes" resultaría demasiado absurdo para ser siquiera una buena broma.

Manupé dijo...

Te noto pelín "sieso" con el compañero perseguidor, sobre todo teniendo en cuenta que hoy se abalanzaría sobre el Diario de Cádiz en busca del artículo reclamado, y dado el nivel académico de tu clase, para muestra un botón, seguro que se da por aludido.

Quita, quita,ahora que caigo,tu has leido a Maquiavelo, pillín.

E. G-Máiquez dijo...

Muchísimas gracias, Marinero.

E. G-Máiquez dijo...

No hay maquiavelismo ninguno, Manupé. En cambio, lo del "pelín sieso" sí que me preocupaba un poco antes (y más después de leerte), pero creía que se percibía el cariño guasón entre viejos colegas, ¿no?, ¿no?

Manupé dijo...

Tiénese por virtud la maldad que sale bien.

Séneca.

E. G-Máiquez dijo...

Ah, sí.

Muchas gracias.

Ignacio dijo...

En realidad, marinero (dejo la réplica hoy que leo los comentarios, aunque igual ya no se vuelva aquí), la realidad en que vive o cree vivir cada cual se parece poco o nada a la del resto de los mortales, exceptuando los de su entorno próximo y aun así.

Yo estudié en un colegio de jesuitas en una ciudad mediterránea, y me reconozco algo en los rituales que cuenta EGM, aunque no recuerdo que expresamente los curas nos dijeran nada de educación para influir (no eran tan burdos).

Si alguien que estudió en un instituto de pueblo de alta montaña o en una escuela experimental conductista me contara los suyos, me sonarían a javanés. No creo que exista la experiencia del común de los mortales, sino experiencias comunes a unos cuantos mortales.

Y cada uno cuenta la suya, claro.

Ignacio dijo...

Por cierto, convencido estaba de que el poema chino era inventado ad hoc. Piensa el ladrón...

E. G-Máiquez dijo...

Ojalá lo fuese, Ignacio. Aunque no se puede descartar que sea una invención de JLGM, que se las gasta así.

Y efectivamente, Ignacio, tampoco a nosotros nos lo dijeron así de burdo. Era una manera de resumir, y por tanto, para mí todo el peso de la "burdidez" de la expresión. En el resto estamos de acuerdo. "Rituales", gran palabra.

marinero dijo...

Acepto la observación de "Ignacio"en lo que tiene de reconvención, aunque hay experiencias más comunes que otras. Pero, en efecto, la palabreja era un tantico "burda", como dice EGM, y me pareció oportuno señalarla. Es cierto, de todos modos, y más importante además, que el mundo es muy grande y los mundos son muchos..., lo que es una riqueza, desde luego.

Andoni Rentería dijo...

El poeta chino parece sí que existe, sólo que también conocido como Su Shi (no es broma):

http://www.blackcatpoems.com/s/on_the_birth_of_his_son.html

Eso sí, "birth" y no "bath". ¿Será que lo bañaron nada más nacer?