lunes, 9 de diciembre de 2013

Hojas secas mojadas



Razones por las que, a pesar de tanto ruido y prisa, me paro en seco a leer el libro Hojas secas mojadas, de Isabel Bono, en Siltolá. 1) El comienzo de la solapa: "Cuanto más tiempo pasa más simple y corta se vuelve mi biografía". 2) La hermosa fotografía, artística sin llegar a cursi gracias a un pequeño guiño de ironía. Y, desde luego, 3) un título redondo, que se balancea, coma una hoja cayendo en otoño. Y ya para engancharme del todo, 4) el título de una de las pequeñisimas prosas, que yo llamaría aforismos:  El silencio está sobrevalorado. 

Me siento, me callo y (me) leo:

Siempre he pensado que sería más práctico pedir deseos a las estrellas fijas. Para poder reclamar, llegado el caso. 
* 
cuando la química manda 
Sólo es un cuenco de cerezas que tu madre acaba de lavar, pero hoy sólo ves los huesos de aquellos veranos que no van a volver. 
* 
descartado 
No te pienso, luego no existes. 
* 
Me acuerdo de tí, escribes. Y el peso de esa í me asegura que no mientes. Y me da por pensar en un comando rebelde que a partir de hoy tildara todos los monosílabos. Pronto seríamos miles. De momento, tú y yó. 
* 
universo paralelo (o algo) 
Ese silencio sospechoso de la luz sobre las cosas. 
* 
el juego del ahorcado 
Encontrar la palabra que me nombra y que su significado no me duela.


No sé si las razones eran o no muy frívolas o muy caprichosas, pero tenían razón. Gracias.

2 comentarios:

Malstrup dijo...

"universo paralelo (o algo)
Ese silencio sospechoso de la luz sobre las cosas."

Una joya.

La luz hace muchas cosas sospechosas. Unas cuantas.
Se le acaba notando un poco que es una pálida metáfora de la Luz.

Pedro López Martínez dijo...

Hay un punto intermedio entre el aforismo y el poema que yo no sabré explicar, pero que te toca muy adentro y te reconcilia con la esencialidad de las palabras.
Gracias por esta muestra, que me lleva al libro y a su autora.
Salud!