lunes, 29 de diciembre de 2014

Mar y campo


Están causando bastante consternación las respuestas de mis hijos cuando le preguntan qué es lo que más les ha gustado del Madrid.

--¡El tiburón! --dice Quique, abriendo mucho los brazos. 

--¡Las cabritas! --dice Carmen, cerrando las manitas en una caricia. 

Y yo me callo lo de la visita al zoo, disfrutando del desconcierto de los interlocutores de pueblo. Muy urbanitas parece que no son.