domingo, 13 de diciembre de 2015

Star Wars


Quique y yo esperamos con ansias la nueva entrega de Star Wars. El ansia de Quique es mejor que la mía: más metafísica. Su problema es quién será el malo, pues Darth Vader murió en la última entrega, arrepintiéndose además, lo que es una muerte más que buena. Por tentarle, propongo a Quique: "Bueno, a lo mejor no hay ningún malo esta vez". A lo que replica, casi indignado: "Imposible, entonces contra quién se lucha, eh".

Lástima que haya surgido ahora el diálogo, porque esa posibilidad de la épica y del sacrificio son algo muy bueno que posibilita lo malo, ¿verdad? Quique lo sabe por instinto heroico, Dios se lo guarde.