martes, 15 de noviembre de 2016

Notas


La superluna 
aliviada suspira... 
¡Cupo en el haiku!

*

Carmen: "¿Y mamá?
Yo: "Tenía mucho trabajo. No ha venido a comer".
Carmen: "Ya sabía yo que hoy no iba a ser un buen día"

*

Impresiona lo que humaniza a ambos encontrarse con un compañero fuera del puesto de trabajo.

*

Quien me pregunta por mis hijos me hace un favor. Me recuerda mi escala de valores.

*

Sería bonito que alguien nos preguntase también: "¿Cómo está Dios?" "Estupendamente", responderíamos, mejorados.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

—Y ¿qué tal le va a Dios?
—Últimamente está inefable.
—Pero ¿se le espera?
—Sí, dice que viene pronto.

Pipo dijo...

La luna, gorda y coqueta,
sonríe al tomar asiento
en un traspuntín que, atento,
le ha ofrecido su poeta.

Josefina dijo...

¡Me encantaron todas las notas!

Mariaje Ruiz dijo...

Bravo por las notas. Aprovecho para dejarte el link del blog de reseñas literarias en el que colaboro, por si te interesa: https://capitulocuarto.wordpress.com

Un saludo.