martes, 3 de octubre de 2006

La risa con que miro el tamaño del premio

Ja ja y, tras hacer una comparación, ja

12 comentarios:

Anónimo dijo...

eso te iba a decir. he reactivado tu crítica, por si alguno quiere leerla.
javier

Bukowski dijo...

Joder, qué vergüenza ajena me producen estas cosas...

Aquilino Duque dijo...

¿De qué premio se trata?

E. G-Máiquez dijo...

El premio nacional de poesía, al que con el estado plural supongo que habrá que ir pensando en cambiarle el nombre.

Pablo Buentes dijo...

Hmmm, me he quedado sorprendido con lo de Bonald... realmente el libro merece ese premio?? Yo soy sincero, no lo he leído, ni he leído a Bonald nunca; pero sólo veo críticas por todos lados, lo cual me quita aún más las ganas de leerlo.

Si bien, a algunos nos disguta la resolución, y con permiso, Enrique, que libro creéis -dulces bloggeros- que merecía tal galardón?

Un abrazo a todos.

Jaime dijo...

Dios los cría y ellos se premian

Breo Tosar dijo...

¿Alguien puede definir el término "premio literario"? ¿Qué hay de premio y qué hay de literario? ;)

Aquilino Duque dijo...

Cada régimen tiene los intelectuales orgánicos que se merece.

E. G-Máiquez dijo...

Cierto, Aquilino: hay un punto de justicia poética en que CB sea el vate de cámara de ZP.

Pero su carrera como poeta rebelde y resistente al poder es asombrosa: este año, premio nacional de poesía; el pasado, premio nacional de las letras; y el anterior, premio Reina Sofía. El infractor sale a premio por año.

Aquilino Duque dijo...

La infracción del que mea a sotavento.

Anónimo dijo...

¿Que opinión le merece, señor García Maíquez, el poeta Corredor Matheos (anterior premiado con el Nacional)?

E. G-Máiquez dijo...

Confieso mi ignorancia sobre Corredor, pero ahora mismo corro a ponerme al día y la semana que viene le doy mi punto de vista. Gracias por ponerme tarea, sr. anónimo.