jueves, 26 de octubre de 2006

Vaya con la tabla

Náufrago en un temporal (justamente, que es el tiempo -su falta- lo que me ahoga), me estaba agarrando como a una milagrosa tabla de salvación a la huelga que hoy disfrutan los alumnos de mi instituto.

Pero ahora va Fernández Cerero y me manda por correo la tabla reivindicativa de la cosa:
TABLA REIVINDICATIVA · Plan de inversión de choque para la educación pública para garantizar la construcción de nuevos centros, contratar más profesores, reducir el número de estudiantes por aula, construir plazas en la FP pública e incrementar la cuantía de las becas y el número de becarios. 7% del PIB para la educación pública. · No más privilegios a la educación privada y a la jerarquía eclesiástica. La religión fuera de las aulas. · Ni LOU, ni Planes de Bolonia: universidad pública y gratuita, eliminación de las multas a repetidores. El hijo del obrero a la universidad: ninguna selectividad, ni traba económica para estudiar en la universidad pública. · En los ciclos formativos prácticas remuneradas en las empresas. ¡Basta ya de trabajar gratis! · Por un puesto de trabajo digno al terminar los estudios: Subsidio de desempleo para todos los parados. Salario mínimo de 900 euros al mes. Prohibición de las ETTs: fijo a los quince días. Jornada laboral de 35 horas semanales por ley, sin reducción salarial. · Plan para garantizar viviendas públicas de calidad con alquileres que no superen el 10% de los salarios.

Y ahora ya no sé si es mejor ahogarme y que me trituren los tiburones...

9 comentarios:

Dal dijo...

Caca, culo, pedo, pis. ¡Ay, esta enseñanza pública, enferma y funcionarizada, donde nadie puede perder su puesto por ser un incompetente o un vago, donde al que está ilusionado se le desmotiva, donde se cumple el sempiterno pacto tácito "yo te pago mal, tú trabajas poco"!.

Me han dicho (no lo he comprobado) que los alemanes, cuando la reunificación, cogieron a todos los profesores de la ex-DDR y les dijeron: "¿cuántos sueldos les quedan hasta su jubilación? Pues aquí los tienen de una, váyanse a su casa y no se molesten en volver". Y empezaron de cero.

Salvo honrosas, heróicas y cada vez más escasas excepciones, me temo que esa sea la única solución. Al menos en la Universidad, que es lo que yo conozco.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Lo de "la huelga que disfrutan" me ha emocionado.

Breo Tosar dijo...

Es muy curioso (o muy triste) que los líderes de esas manifestaciones movilicen a los chavales en contra del "adoctrinamiento". No se puede ser más cínico.

Verónica dijo...

Las reivindicaciones le sumen a uno en la depresión, la verdad. Así que te compadezco, Enrique, pues con ellos vas a tener que bregar tú. ¿Que cómo ponerle coto a tanto holgazán, vago, chupón, etc? Primero, diciéndoles que no a todo lo que piden. Y luego, dinamitando, una por una, sus (escasas, en el mejor de los casos) estructuras mentales. Si es preciso remontarse a la Revolución Francesa (la madre, en última instancia, de todos los males que nos afligen), pues se remonta uno. La verdad es que algunos profesores sois héroes troyanos. Y luego, rezando mucho, pero mucho... Un cordial saludo

Bukowski dijo...

Sabía que te gustaría, es que no tiene desperdicio alguno.

E. G-Máiquez dijo...

Eddie, para el que no lo sepa, es Fernández Cerero, o sea, el que me ha amargado mi dulce mañana de paz social por la huelga estudiantil. Y yo se lo agradezco, porque esa tabla realmente es para avergonzarse de estar agarrado a ella.

También le agradezco el ánimo a Verónica, aunque nos compara (me temo que con acierto) a los héroes troyanos, no a los griegos, que arrasaron con la ciudad...

Luis dijo...

Como consuelo Enrique, puedes alegrarte recordando que de los restos de Troya, vía Eneas surgió Roma.

Enrique Baltanás dijo...

Pero entonces, Enrique, esta tabla reivindicativa no te la has inventado tú, no la has manipulado aunque sea levemente?
¿Es literal entonces?
Vamos, yo es que no me lo puedo creer...

Bukowski dijo...

Es literal, Baltanás, es literal.