sábado, 4 de agosto de 2007

Google y yo

Ayer me hice el interesante, lo reconozco, pero es que Dante me pierde. Si escribo todos los días no es solamente por el elevado lirismo de la alondra. En parte se debe a mis arraigados prejuicios de clase media. A uno le han enseñado a atender a las visitas. En cambio, a los que llegan a través de google, pobres, los decepciono casi siempre sin remedio (y juro que lo siento). A los mexicanos que buscaban una adivinanza les dí lo que pude. Pero ¿cómo saber lo que andaría buscando quien tecleó gloria lotero + caso rayo? O ¿cómo satisfacer, si uno es vitalista hasta la muerte, al que se enredaba en pensamientos mortuorios? Y qué hago precisamente yo con de que manera compruebo la existencia de grietas en una culata de un motor, madre mía. Sé bien lo que haría con el bestia de perro beagle no reacciona a los golpes: seguro que él sí reaccionaba. Para golpes, el de este internauta que busca grupo númenor beatos, je, je. Un golpe frontal se habrán llevado los pillines que teclearon top-less salou o top-less suecas o incluso top-less amigas. Y finalmente, sin ánimo de ser exhaustivo, despierta lástima (y esperanza) el susto de quien googleando mujeres haciendo lamor vino a darse con Dante y L'Amor che muove il sole e l'altre stelle.

9 comentarios:

batiscafo dijo...

¡Qué genial! A mí también me divierte ver las entradas de Google. El otro día llegó uno a mi blog buscando "cosas para saber de los japoneses". Pues anda que no habrá...; y otro, "slogans para café", y otro más, "pasos para abrir bodegas en Texas"...

Manupé dijo...

Esto es un auténtico refrito veraniego y bloggero.

Juan Manuel Macías dijo...

Desternillante. El de los pensamientos mortuorios y el último son impagables.

Constanza dijo...

Sí que es interesante esto de Google y los navegantes que de repente llegan tus dominios, naufragando o para volver o quedarse. Así, blogueando, me conectó una titiritera chilena, y sin conocernos tenemos un proyecto conjunto bien lindo.

(Supongo que sólo te enteras de los que dejan rastro... Soy aún prinicipiante en esto de administrar blogs.)

AFD dijo...

Enrique, me leo tu blog muy seguido, desde México y no en busca de adivinanzas, aunque hasta el momento sólo he participado en el blog de Julio, (al leerlo tanto, siento que lo conozco, y no estoy acostumbrado a hablar mucho con gente que no conozco... Aunque de tanto leer ya me estoy animando), quizá me hayas leído por allí...
En fin, el caso que me acabas de enterar que al poner uno algo en el google y luego entrar en los blogs, se enteran ustedes de lo que estábamos buscando los googlenautas, y de qué país.
Creo que no he buscado recientemente a mujeres haciendo el amor, pero lo que es más vergonzoso es buscar algo como "endecasílabos blancos", por ejemplo, y encontrar mi propia entrada!
El caso es que no tengo el email de la gente de google, y como tú me has dado la noticia decidí quejarme contigo.

llir dijo...

¡Qué genialeres! ¿te gusta el Muga?

Emilio Quintana dijo...

Off-topic. Qué buen artículo ayer de MLV sobre Torga en Bobelia.

E. G-Máiquez dijo...

Esse vino me gusta con locuga, Rocío, ¡hip, hip, muga!

Y me alegro de que vayas cogiendo confianza aquí, AFD. Claro que te conozco del blog de JMM por tus admirables comentarios.

Valdrá cualquier contador; el mío es Statcounter, y con él, efectivamente, puedo saber qué han buscado en google los que entraron en mi blogg. También puedo saber la nacionalidad y la ciudad desde la que entran. No sirve para mucho más que para satisfacer la curiosidad un poco (la curiosidad es insaciable y siempre se queda con ganas, por otra parte.) Alguna vez sí que me ha servido para darle una alegría a un amigo, para informarle que están buscando un libro suyo desde Arabia Saudí o desde Australia.

Constanza dijo...

No conseguí enlazar con Google, pero ya aprendí algo. ¡Gracias por la ayuda!