viernes, 10 de septiembre de 2010

Y viceversa

“El mayor encanto de los bebés son sus mamás” me parecía uno de los aforismos más incontrovertibles de Mario Quintana. Y lo es, en términos generales, menos para sus papás.

4 comentarios:

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Esto me recuerda, por inversión, aquello de Campoamor: "Las hijas de las madres que amé tanto / me besan ya como se besa a un santo". Pero la verdad es que no lo entiendo del todo: ¿Por qué no para sus papás? Un abrazo.

batiscafo dijo...

Bueno, visto desde otra perspectiva, el mayor encanto de los papás también son las mamás de los bebés. Gracias a ese encanto están ellos en el mundo.

Luego los bebés tienen los mismos gustos que sus papás cosa que a los papás debería enorgullecer.

E. G-Máiquez dijo...

Para los papás, como sabes por experiencia JM, el mayor encanto de los bebés son los bebés, a pesar que la ley Mario Quintana, que es casi universal.

eutelia dijo...

pues si, yo lo digo se por experiencia
tania jose