sábado, 16 de julio de 2011

Saltar sin red

Ayer se cayó la Red, de modo que no pude colgar la buena pipa del día. Eso trajo otra buena pipa: os imaginaba (no a muchos, a unos pocos) lamentando mi día terrible o sosísimo y esa conmiseración de dos o tres amigos me supo muy dulce. Gracias.

Otra consecuencia de las nuevas reglas es que sólo puedo colgar una pipa al día, de modo que parezco un polifemo, con un ojo nada más. Bueno. Ayer pasó, entre otras cosas, que a media misa entró una mujer con una evidente deficiencia mental y se sentó, después de una amplia señal de la cruz y una tambaleante genuflexión, en la primera fila, como siempre vacía. A los cinco minutos apareció su padre buscándola. Ella debe de tener querencia a las iglesias porque el padre venía a tiro hecho: sabía que la iba a encontrar allí. Cuando la vio dijo: "¡Ahí está!" y se fue a por ella. No quería irse y forcejearon un poco, pero al final obedeció muy resignada. El cura paró la celebración y dijo: "Déjela aquí, señor, que no molesta", y había algo en esa frase, además de ser un endecasílabo, profundamente emocionante: el cura estaba suplicando, reconociendo que su presencia era valiosísima, más valiosa que la nuestra, y todos asentíamos con ese ruego. El padre, impertérrito, se la llevó.

Y hoy llevo yo a mi hijo a bautizar. Don Álvaro d'Ors me recordaría que hoy será el día más feliz de su vida. Tanto como para eclipsar del todo mi buena pipa de hoy. Y Kierkegaard que eso sí que es un salto sin red.

11 comentarios:

José María JURADO dijo...

Felicidad en el jorda'n

Anónimo dijo...

Los deficientes mentales nos dan a los de otro tipo enseñanzas emocionantes, como cuando rezan lanzando un beso al Crucificado.
Jilguero.

Viñamarina dijo...

Bienvenido el nuevo cristiano y reitero la felicitación a su hermanita por su onomástico.

Carlos RM dijo...

Qué buen día para recibir el bautismo, y embarcarse en la fe como una Virgen del Carmen marinera. Felicidades a él, a Carmen y a los padres.

María dijo...

Muchas felicidades a toda la familia otra vez.

T dijo...

Entraba a felicitar a Carmen, con retraso pero en la memoria, y resulta que después de una buena temporada en la que me he desentendido de blogs propios y ajenos, me entero que ya has bautizado a tu hijo. Felicidades a toda la familia, Enrique.

JuanMa dijo...

¡Sí que tienes cosas que celebrar el día de la Virgen del Carmen!

Felicidades por todas.

Gonzalo dijo...

¡Felicidades!

Anónimo dijo...

Deficiente mental... puede ser. Deficiente sobrenatural, de ninguna manera. Y felicidades por todo. BB.

Mora Fandos dijo...

Llego tarde, pero ¡muchas felicidades a Enrique y toda la familia!

AnaCó dijo...

Que día mas completo el de ayer. Felicidades a toda la familia!