martes, 18 de junio de 2013

Parecen sinónimos; antónimos son


Doctrina es todo lo contrario a ideología. 


6 comentarios:

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

Lo que diferencia al saber científico de los pseudosaberes es que el conocimiento científico es siempre provisional, está sujeto permanentemente a revisión. Incluso las denominadas ciencias exactas (matemáticas, física) son provisionales, porque están a expensas de otra demostración o experimentación ulterior que demuestre el posible error.

No se prohíbe (ni se teme) que alguien lleve la contraria aunque, eso sí, se le exige que lo demuestre.

Esta provisionalidad del honesto saber científico contrasta con el dogma, que por naturaleza es inmutable.

Galileo y Darwin fueron perseguidos, no porque lo que decían fuese estrafalario (en tal caso se les habría motejado de locos y dejado en paz). El problema es que sus postulados eran sólidos, consistentes, rigurosamente fundados.

Quienes censuraron a Galileo y a Darwin sabían bien (y temían), en el fondo, que éstos llevaban razón.

BV dijo...

Muy bien visto, Enrique.


Madreconcarné dijo...

Una dictadura se reconoce porque todo lo que no está prohibido, es obligatorio.

Anónimo dijo...

No sé si interpreto bien. En la ideología hay intereses que se anteponen a los principios; en la doctrina sucede lo contrario.
Jilguero.

Isabel dijo...

Que yo sepa únicamente las matemáticas son exactas, y claro que lo son.

Isabel dijo...

Cuentan de un sabio que un día pronunció estas palabras: ideología son ideas lógicas y en política no hay ideas lógicas.

Volviendo a lo tuyo, en el diccionario de la RAE los equipara, pero tú has visto algo que no logro ver.