martes, 15 de agosto de 2006

Asunción

En la bandera de Europa se rinde un homenaje a la Inmaculada, con su manto azul y las doce estrellas. Sólo por eso, yo ya sería europeísta. Paralelamente, aunque haciendo una cruz sobre España y Portugal, debería ir construyéndose de una vez una eficaz unión iberoamericana. A pesar de las dificultades, la Historia avanza, o debería, hacia lo que fray Luis llamaba "el pío de la Unidad". Algo dijo también Dawson. Algo Dante. Los primeros pasos sólo pueden ser los naturales, por cultura, geografía y/o lengua. Para la Unión Iberoamericana, Giménez Caballero propuso que la capital fuese Asunción, a la que sacó curiosos parecidos con Estrasburgo. Sería una manera igual de sutil de poner esa comunidad internacional bajo el amparo de una advocación de María, Reina del Universo. Y con ella, estos versos de Vicente Llamas:
En tu nombre simbólico palpita
un futuro soberbio
"asumir" y "ascender". Tal tu destino.

8 comentarios:

AnaCó dijo...

Con esa patrona, yo me apunto a la unión iberoamericana de Dawson, Dante, Giménez Caballero, García-Máiquez o cualquiera que lo proponga.

Juan Ignacio dijo...

¿Lo del manto azul y las doce estrellas es un simbolismo que tú has encontrado? Es magnífico. (Le devolvería un sentido espiritual a algo que, como lo entiendo yo, es puramente comercial, ¿no?)

Enrique, todo porteño tiene su orgullo y para iberoamérica vamos a postular a Buenos Aires como capital. Me dirás que no cuenta con el auspicio de la Virgen, pero no es así, ya que utilizaríamos el antiguo nombre: Santa María de los Buenos Aires.

E. G-Máiquez dijo...

Qué generosa es la vida. De entre todos los tertulianos, hoy la opinión que más me interesaba (por razones obvias) era la de vosotros dos. Y aquí están. Gracias.

Con esa patrona, sí, la Unión Iberoamerica empezaría con buen pie. Y no olvidaros de nosotros, eh.

Lo del manto azul y las estrellas no lo he encontrado yo: es.

La idea de que fuese Asunción la capital es por su caracter central y por no hacer una ciudad de primera importancia como lo es Buenos Aires, que argentinizaría la Unión. Sería como si París fuese la capital de Europa: demasiado francés para ser de todos, ¿no?

Una curiosidad. Aquí, en el Puerto de Santa María, dicen que Buenos Aires se llama en realidad Santa María del Puerto de Buenos Aires, en homenaje a la patrona de nuestro pueblo, y que por eso sois porteños. ¿Será verdad o será una fantasía admirativa de los portuenses de acá? ¿Lo sabe alguien?

Y una seriedad. Es posible que la Unión Europea parezca como algo puramente comercial (valga el oxímoron) y así lo parece cuando actúa. Lo de no admitir las raíces cristianas fue muy grave y la polémica de Rocco Buttiglione, también. Pero Europa tiene que ser mucho más y mejor que la zona Euro, y a eso nos invita su bandera.

AnaCó dijo...

Gracias por la explicar la elección de Asunción como capital, me había desconcertado un poco, no le encontraba mucho sentido (aparte del sentido religioso, claro.)

Joaquín dijo...

Admirable post. Y aunque resulte políticamente incorrecto,me gustaría añadir que esa bandera, providencialmente, reconcilia también a los cristianos con los musulmanes en Europa. La declaración 'Nostra Aetate' recuerda que los musulmanes también veneran a la Virgen María...

Menesteo dijo...

Con afán meticuloso y entusiasmo histórico, os diré que la fundación definitiva (y muy borgiana)de la Capital argentina fue debida a Juan de Garay (antepasado de...) en 1580, con el nombre de SS. Trinidad y Puerto de Santa María de Buenos Aires. Un abrazo

Juan Ignacio dijo...

Gracias al aporte de Menesteo (que está en coincidencia con lo que me revelan confiables fuentes) el título de Buenos Aires resulta ser harto más amplio que el de Asunción en lo que a advocaciones religiosas se refiere.

Fuentes ya mencionadas me revelan el origen itálico de la advocación mariana que nos acompañó en la fundación. Esto podría agregar un valor a la candidatura de Buenos Aires. Es una ciudad en cuyo nombre se estaría reconociendo no sólo el primer origen español sino también el aporte itálico a la formación de América.

Por otro lado, te diré que esa inspiración de la bandera europea y la fecha en que se declara oficialmente son unos signos sorprendentes. ¡La Virgen los ampare en el camino de lograr que sea algo más que una unión económica! ¡Que sea una universidad!

Mora-Fandos dijo...

Me apunto a tu teoría socio-culturo-política. Sólo donde hay una madre hay unidad.