lunes, 26 de noviembre de 2007

Elogio del potaje

Una crisis económica asoma por el horizonte y los adeptos al materialismo y al consumismo feroz tiemblan como si el cielo fuese a caer sobre sus cabezas. Muchos compatriotas nuestros atisban los nubarrones con más miedo que vergüenza. Y hay quien asegura que, si esos nubarrones descargan pronto, ganará el PP las elecciones de marzo y si se retrasan un poco, el PSOE. O sea, que todo es economía y sólo economía y nada más que economía. La verdad es que viendo lo que ha hecho ZP en estos años, si es así —como me temo—, no es para admirar mucho al electorado nacional.

Pero yo venía a hablar del potaje, que ahora, gracias a la inflación y al precio del barril de petróleo, se ha convertido en un tema aceptable para un artículo de prensa. Cuando el crudo sube, el cocido se dispara; y sólo entonces podemos nosotros, los columnistas, hablar de la olla. Sin embargo, su importancia, como la de todo, es independiente de la cartera. Bien lo avisaba Antonio Machado: “Todo necio/ confunde valor y precio”. Un buen plato de garbanzos es un valor sustancioso y merece siempre un elogio y esperemos que nunca una elegía.

Riesgo de extinción ya lo corre. La vida moderna, con sus ritmos sincopados y sus frenéticos horarios de trabajo, no deja tiempo a una cocina demorada. Mi mujer es una joven ejecutiva y eso me sirve para presumir mucho, pero para comer fatal. Entre precocinados y congelados y cenas frías pasan mis días laborables. Si le sumamos que se han puesto de moda los restaurantes japoneses, puedo pasarme semanas sin probar bocado caliente.

No es una anécdota más o menos triste. Nada ocurre por casualidad y esta manía nueva de los españoles de ir abandonando la cocina mediterránea indica un desarraigo cultural y, además, simboliza una bajada drástica de las temperaturas afectivas. La familia se hace, entre otras cosas, alrededor de una buena sopera humeante.

Quizá la crisis nos salve y nos dejemos de sushi, steak tartar, carpaccio, cocktails de marisco y canapés, y volvamos a los humildes garbanzos de antaño. Um. Las depresiones económicas no son una broma y suponen noches echando cuentas y muchos caprichos de los que desengancharse, pero tampoco son el fin del mundo. ¿Quién sabe si no serán el comienzo de una vida más saludable?

11 comentarios:

CB dijo...

Qué casualidad, fíjate que hace unos días me bajé a favoritos "Las Recetas de Marita Potajes y guisotes" [para más ver: www.acocinar.com/potajes.htm].
Sí que se ve volver la olla podrida, sí.
Por si te interesa, hay unos "garbanzos con espinacas del suroeste andaluz", y una "olla tonta con sabor sevillano", con muy buena pinta y tiradas de hacer. Es una cocina ideal para escritores: tú escribes, antologas, haces trabajos de barbería, lees, prologas..., y ello cuece. Anímate, es muy operativo, y tu pobre ejecutiva te lo agradecerá un montón al llegar.

Juan Manuel Macías dijo...

Magnífico artículo. Aprovechando el escolio, y para el que le guste meterse en peroles, me permito recomendar un libro imprescindible: "Cocina para pobres", de Alfredo Juderías. Eleva el recetario de cocina a la categoría de arte, e incluso se puede leer como un poemario. Vienen, entre otras, la receta de las gachasmigas, los duelos y quebrantos y el atascaburras. Últimos baluartes contra el Señor Oscuro Ferrán Adriá y sus secuaces...

E. G-Máiquez dijo...

Muchas gracias a ambos. JMMacías, ese libro lo tengo, y es tan bueno como dices, y haremos bien en recomendarlo mucho para lo que se avecina.

A mí me van a regalar [aprovecho para recordar aquí que, ejem, lo prometido es deuda] uno llamado Cocina para impostores, basado en las mejores conservas y grandes congelados. Me aseguran que no se nota nada y queda uno de miedo. A ver...

Nodisparenalpianista dijo...

Si señor, si señor. Propongo
o formar la Milicia del Puchero, con gorros blancos y espátulas al hombro. Enharinémonos para pasar desapercibidos y hagamos la croqueta para esquivar el aslato de los rpecicinados. Aprenderle fuego a las neveras de Mercadona!!!!
A sus órdenes, mi general!

Luis dijo...

Explícate Quique, explícate. Pues de esta entrada parece deducirse que te desentiendes de ayudar en la cocina. Yo supongo que los precocinados, congelados y cenas frías son preparados tuyos. Pero una matización del autor no estaría mal. No vaya a parecer que esperas a que tu mujer llegue del trabajo para ponerte la cena.

Anónima dijo...

Este potaje segundo
por Yoya confeccionado
es de lo mejor del mundo,
la verdad es que me ha gustado.

Aunque nadie me esperaba,
en llegar soy el primero,
pues ansioso deseaba
este potaje tercero

Al recibir tu recado
y saber la situación,
casi caí desmayado
lleno de desilusión.

¿voy o no voy?, me decía.
Mira, Agustín, te tapas,
y que ese caldo de papas
se quede para otro día.

Quizá pequé de importuno;
más como yo trago tanto,
después de tan largo ayuno
traía un hambre de espanto.

Más hoy, Yoya, echaste el resto,
¡qué potaje tan divino,
tan suculento y tan fino
es este potaje sexto!

Me has puesto, Yoya, en un brete,
pues no he hallado consonante
conque celebrar galante
este buen potaje siete;
y así diré simplemente:
algo que a mi me conforta
el potaje es lo que importa
y era un potaje excelente.

Las Palmas, Febrero de 1975, Fragmento del manuscrito inédito:"Serie de los potajes de los martes" de Agustín Miralles Carlo

Manuel dijo...

Subir cerros con la navaja en la mano y apuñalar la tierra para sacar la tagarnina, después pelarla tranquilamente en cualquier claro que los espinos o el monte aún no haya ocupado. Porque (para mí) no hay nada mejor que este ritual para disfrutar de un merecido potaje con tagarninas, de los de siempre. Prueben, prueben.

Fruela dijo...

Muy mal suena eso, Enrique, de que comes mal porque tu mujer trabaja... Mi novia también, pero, oye, yo lo mismo pongo un risotto, una fabada, unos garbanzos, unos pimientos rellenos... A aprender, a aprender, que no es tarde.

Anónimo dijo...

!Que casualidades tiene la vida! vagando por las webs a ver que encontraba sobre POTAJES, sòlo un par de cosas me merecen la pena. Este vuesro Elogio del Potaje (Alba), los comentarios tan sustanciosos que se han producido y un reciente mensaje aparecido en un foro de un pueblo de Huelva en dos partes (las dos en versos -larguìsimos-) la segunda denominada : UN POTAJE PARA LA CRISIS. Y como veo que teneis interès como yo en estos asuntos os remito a dicho foro:
Creo que fuè publicado el dia 9 del corriente octubre por Antonio
pueblos de españa.org/andalucia/huelva/alosno/foro.Ya me contareis.
Una pregunta ¿por que no grabais las fechas de los comentarios?
bye bye. RA

José Luis Sánchez Domínguez dijo...

Ya estamos para el yantar sencillo..."Ande yo caliente y ríase la gente". Le dedicaré un artículo a este asunto.

Anónimo dijo...

D.Jose Luis Sanchez Dominguez, he entrado en su web a traves de Rayos y Truenos - Elogio al Potaje, por el mensaje que inserta usted en esta en contestacion a RA,
que se referia a unos versos aparecidos en: pueblos de españa.org/andalucia/huelva/alosno/foro, escritos por mì (me presento: Antonio Jimenez).

Decia usted que dedicaria un articulo al asunto y he comprendido que es el que el dia 10del actual noviembre inserta denominado "EL PUCHERO DE MAMA".en su blog y por el que le felicito asi como tambien aprovecho esta introducciòn para felicitarleo por todos los contenidos de su pàgina, muy entretenida, muy diversificada, muy profesional y Sevillana, y tanto mas tratàndose de una persona tan joven como usted pero todo un gran profesor.

Le dirè como curiosidad, volviendo a mi articulo, que al ver en el foro de mi pueblo (el 9 del pasado octubre)una preciosa fotografia que parecia la cosa real, del potaje que hacian en el mismo en honor a San Antonio de Padua y en su conmemoraciòn al siguiente dia 12, decidì escribir aquellas canciones. Y una vez que habia escrito ya demasiado, en esas guisas, sobre el Potaje a San Antonio, decidì al mismo tiempo y sobre la marcha cortar ya que aquello se me alargaba mucho, y poner algo, puede que por liberarme de algun cargo de conciencia, sobre POTAJE PARA LA CRISIS a cuyas estrofas quise dar un sutil doble significado, que asì y de esta sencilla manera engarzò y se reflejò en otros muchos foros y comentarios. Lo ùnico que siento es no haberme empleado màs a fondo y quizàs mas exhaustiva y largamente porque se trataba de uno de esos dias en los que uno amaneces pletòrico de facultades.

Le dirè tambien que actualmente no soy asiduo a este foro de mi pueblo, en donde anteriormente habia publicado algo el pasado mes de abril/mayo/junio.

Pondrè un comentario a su escrito del referido puchero, en esta pagina, aunque no hoy.
Saludos cordiales.Antonio Jimenez