viernes, 30 de noviembre de 2007

A distancia

Empieza a dar pena no vivir en Madrid, roca española. Hoy podría ir, a las 18:30 al Paseo del Prado a concentrarme frente al Ministerio de Sanidad. Me consuelo aquí, en mi despacho, traduciendo aforismos de Mario Quintana. Por ejemplo, éste:

------------------------BEBÉ
Cosita deficiente, inconsciente, inerme, inválida, trabajosa, querida.

7 comentarios:

Rocío Arana dijo...

Cisita querida, qué bueno...

AnaCó dijo...

No es mal consuelo. Impresionante aquello de Angst en contraste con Quintana por EGM

Nodisparenalpianista dijo...

Empieza a dar asco, por contraste, vivir y mantener en la paniaguada Barcelona, que tanto pisto de moderna va y que es así de claro, la meca del crimen.
Ciudad Mengele.

anónima dijo...

La dependencia de un bebé de sus padres es enorme. Pero la dependencia de los padres de su bebé es más grande todavía.

el rebelde dijo...

Mu bueno el Quintana, creo que le voy a pedir al gran Feu que me lo mande, y no te preocupes por no estar en Madrid, yo que soy madrileño de siempre vivo feliz en provincias. Aunque de haber estado no habría ido a esa manifestación, ya sabes, soy rebelde, aunque ultimamente no me queda claro de que lado está la rebeldía! saludos

Constanza dijo...

Fíjate bien qué dice Quintana. Un bebé, por serlo, no es deficiente en el sentido español.

Y aunque fuera "deficiente", con desarrollo atípico como dicen los expertos, sería su forma de ser, ¿no?

CB dijo...

No sé si conocéis una presentación que circula con el título "Impresionante. pps", en la que se ve a un bebé de 21 semanas sacar la manita y agarrar el dedo del cirujano que lo estaba operando de espina bífida dentro del útero materno. El médico declaró que fue uno de los momentos más emocionantes de su vida, que sintió como si el bebé le diera las gracias por permitirle vivir. La foto se publicó como portada del NYTimes en 2002, con el titular "Hand of Hope", y tecleando en Google ese titular y "Bruner", el nombre del médico, se puede ver la presentación, y la cosita débil, trabajosa y querida