miércoles, 5 de marzo de 2008

Edificar sobre Rouco

Cuando andaba con la musa insumisa, la embestida de Touriño contra la elección de Rouco viene a ponerme unas reanimantes banderillas. Que volvamos a los evangelios, nos predica. ¿Pero sabe usted, maese Pérez, lo que dice? Lo peor que le podría pasar a la política de usted y a los políticos como usted, es que un buen puñado (no hacen falta muchedumbres ni mayorías absolutas) leyésemos muy en serio el Evangelio. El consejo suyo, tan oportuno como suicida, se lo agradezco. Y lo pongo en práctica ahora mismo: voy a hacer un rato de lectura.

15 comentarios:

Juan Antonio, el.profe dijo...

Veo que, en tu buen artículo de hoy, volvemos a las andadas con las musas... Qué curioso que las musas no acudan en nuestro auxilio cuando no tenemos ni pizca de ganas de hablar de algo... ¿será casualidad? Apunto tu artículo para una segunda antología, en este caso, de textos periodísticos.
En cuanto a Touriño, qué duda cabe de que la ignorancia es muy atrevida...

Verónica dijo...

Desde luego, lo que hay que oir. El comentario de hoy me recuerda al célebre de Bono (José) cuando le espetó a la Conferencia Episcopal en pleno que si Jesucristo levantara la cabeza (sic), no le habría importado nada lo que hicieran los homosexuales. Habló el oráculo. Por favor, a ver qué pasa el domingo...

Suso dijo...

"Que un buen puñado leyésemos muy en serio el Evangelio", tal vez no fuese "lo peor que le podría pasar" a ciertas políticas y ciertos políticos, sino "lo mejor", ¿no?. Eso sí, viéndolo desde otro punto de vista...
Saludos, y gracias por tan estupendo artículo en el "Diario de Sevilla".

carmen moreno dijo...

Los Evangelios, ¿eh? Los Enajelios...

E. G-Máiquez dijo...

Pues..., un poco sí, Carmen, enajenarse de amor al prójimo (y a la prójima) y a la verdad que nos hará libres, que no es una mala enajenación de entre todas las posibles, ¿no?
Pero qué demasiado sensatos y serenos somos a menudo, ay.

Agus Alonso-G. dijo...

¿Los habrá leído? Pregunta tonta.

Mery dijo...

Buena idea que nos pusiéramos todos a leer los Evangelios, a ver qué revolución mental se produciría. O quizás a muchos les pasase (o nos pasase, me incluyo), como a la Marianela de Galdós, que si pensaba mucho, se mareaba.
Un abrazo a todos.
Mery

ARP dijo...

Vengo aquí otra vez y me digo: -¡Vaya, hoy tampoco!.
Y me responde la esperanza: -"¿Pero no te acuerdas de que está con la Musa y que no le dejaba hablar de política? Quizá haya escrito un hermoso poema y podremos disfrutar de él dentro de un tiempo, a cambio de quedarnos hoy sin nada, o al menos un artículo hermoso y sencillo -¡no de política esta vez!-.

Anónimo dijo...

¿Por qué los políticos se sienten con derecho a meterse en las cosas de la Iglesia, que no les conciernen, pero se ponen de uñas si los obispos (que son además ciudadanos) hablan de política?

AnaCó dijo...

Vaya, sí que estás profundizando en la lectura...

i.riñón dijo...

Muy bueno el título, y lo demás también. Lo que les pasa a estos nuevos laicistas es que son muy clericales, y no saben cuál es su lugar, si el púlpito, el altar, los bancos ó el atrio.

E. G-Máiquez dijo...

Muchas gracias a todos. Arp, me temo que la musa sigue insumisa en todos los frentes. Mi silencio se debe a la prosaica corrección de exámenes con sus reuniones de evaluación, además de otros problemas de ordinaria administración. Lo siento mucho. Tampoco amaina mi preocupación política, aviso para el miércoles.

Y otro aviso.- Contra mi costumbre no he aprobado un comentario por supuesto anónimo, pero no porque arremetiera contra nosotros los clericales (más o menos sic) sino porque se metía con algunos de mis tertulianos en un tono que será el que usen en su casa, pero no en la mía.

Anónimo dijo...

En primer lugar, deseo dejar claro que no pretendí en momento alguno herir verbalmente a ningún contertulio. Si mis palabras fueron tomadas de tal manera, gustoso las retiro.

Reitero, no obstante, mi mensaje principal: es evidente que ciertos sectores del PP y del aparato de la Iglesia añoran la relación estado-Iglesia previa a la democracia. A su vez, me reafirmo, ahora con los datos de las elecciones en la mano, en mi vaticinio: Rajoy será el próximo candidato popular a la Xunta.

Sobre la o tildada, sólo quiero recordar que su uso se restringe a series numéricas...

Un saludo y perdón por el malentendido.

anónima dijo...

Yo creo que se debería leer los evangelios de una sentada. ¿se acuerdan ustedes del aniversario del Quijote? En miles de sitios se hizo un maratón en el que todos podían participar en la lectura de un fragmento del Caballero de la triste figura o quedarse a escucharlo durante horas e incluso días. No veo porqué no puede hacerse con el libro más universal de todos.

A mi , personalmente, me gustaría mucho.

Juan Luis de Soria dijo...

Uy, qué mal te han sentado las elecciones.