miércoles, 12 de marzo de 2008

Gracias

Me he pasado una semana ahogándome (en un vaso de agua). O corriendo, en plan sanfermines, entre los cuernos de las manecillas de mis relojes. Entre las correcciones de exámenes y otros asuntos de muy ordinaria administración, no he tenido tiempo para dibujos. Lo cual se agravaba bastante por las llamadas y correos electrónicos de algunos de vosotros, tertulianos del blogg, preocupados por mi afonía. Me he emocionado, lo admito, pues ya iba criando un complejito de grafómano. Ver que a un puñado no os importa ha sido muy gratificante. Así que... preparaos.

9 comentarios:

Donna Angelicata dijo...

Sr. García-Maiquez, yo también le habría echado de menos si hubiera tenido su correo. ¡Ah, no! que para eso no hace falta un correo. Bueno, quiero decir que en ese caso, también le habría escrito echándole de menos. Bueno, lo que quiero decir es que le hubiera escrito diciendole que le echaba de menos. En fin, a sus escritos, me refiero, que no quiero suscitar líos conyugales.

Pardiez.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Nos congratulamos por tu feliz regreso; al cabo, la afonía no ha sido tan prolongada y el artículo de hoy, muy apreciable, por lo que ha merecido la pena la espera.
En mi instituto hemos dejado las evaluaciones para después de la Semana Santa, a ver si la Resurrección nos anima y salva o redime a algunos alumnos. Entonces vendrá mi afonía... Lo dicho, abrazo fuerte.

CB dijo...

Bienvenido! ¿o bienvuelto?
Es igual, que sepas que yo también preocupada, pero cortada.

Y gracias como siempre por el estupendo artículo, poniendo el dedo donde hay que ponerlo y , con todo, animoso, que tiene mucho mérito.
Yo, como tiro a mala, lo primero que pensé, viéndolos dar botes en Ferraz, fue "con su pan se lo coman". Después me acordé de las ancianitas que me contó mi otro Enrique que le daban besos un día que se fue a echar una mano a un amigo de Nuevas Generaciones, y de los de su edad que les llamaban fachas, que dan más pena todavía. Y de los que no llegarán ni a ver el patio: de ese "marco legal" que tienen en los cajones -para el cuadro de los horrores será-, del Decreto sobre policía sanitaria mortuoria, que es espeluznante, y de toda la degradación que nos espera. Y ya no me consoló nada lo de que se coman su pan.
Tenía que haber un Registro donde presentar Objeción de Conciencia a la Totalidad. Y otro donde apuntarse a la batalla que dices, por si se puede hacer algo, que no sé. Ando desmoralizada...
Al menos hoy la alegría de leerte.

Nodisparenalpianista dijo...

Preparado y esperando, piano al hombro.

March dijo...

Precisamente, ayer Inma y yo comentamos que hacía días que no escribías en el blog y nos extrañó, pero lo achacamos a las elecciones.
Parece ser que la mayoría de nosotros hemos ido pasando por aquí estos días a la espera de tus comentarios. Solo faltabas tú...

AnaCó dijo...

Yo me uno a las congratulaciones.

Mery dijo...

¡Que nos preparemos, dice! Dios nos coja confesados....

Rocío Arana dijo...

¡Meeenos mal!

Juan Ignacio dijo...

Que no hayamos dicho nada no quiere decir que no pasáramos con preocupación por las puertas cerradas de Rayos y Truenos...