jueves, 6 de agosto de 2009

Los muertos

Según me explicaba un experto tolkieniano, al autor de El Señor de los Anillos no le gustaba nada que se buscasen analogías entre su obra y la realidad. Su trilogía es un mito y no una alegoría. Bien, vale, de acuerdo. Pero digo yo, inexperto tolkiense, que sus imágenes si no símbolos sí son significaciones. Hoy hablo de los Ents. Para mí esos bosques beligerantes van siempre asociados al Sendero de los Muertos. Igual que los bosques se alían con los hobbits, también los muertos acaban siempre interviniendo en las batallas. Y en ellos, en buena parte, descansa mi esperanza.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

En los muertos descansa mi esperanza... podrías escribir melancólicamente.
Y siempre ha sido así, pues los jinetes de luz en la hora oscura (JMM) que aparecieron citados en Haz de Luz también -eso me parece a mí- van por ahí, ¿no?
jg-m

Alejandro Martín Navarro dijo...

Jo, pues yo hubiera dicho "tolkieniano"...

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muy bueno tu artículo del Diario. Más claro el bosque de la Zambrano.

Anónimo dijo...

Otra característica del pirómano: su odio al misterio, o, al menos su incapacidad para vivir con él. Pocas cosas más misteriosas que un bosque: está ahí y no podemos verlo (nos lo impiden los árboles).
Jilguero

Joaquín dijo...

Tolkieniano, de tolkienian:

http://en.wiktionary.org/wiki/Tolkienian

Saludos

Juan Ignacio dijo...

Tolkieniano es el adjetivo, sin dudas.
O merece serlo.

Rictus Morte dijo...

Tremenda intuición la de Tolkien

Anónimo dijo...

Hoy voy de crítico por la vida. Es sobre la expresión “hierba, que ahora está seca como la yesca”.

Del Diccionario RAE deduzco que yesca no es una materia especial, sino cualquier cosa que está sumamente seca, tanto que basta una chispa para que en ella prenda el fuego. De manera que esa hierba no es que esté como la yesca, sino que es yesca

Adaldrida dijo...

¡Tolkieniano!