domingo, 22 de noviembre de 2009

Salto atrás

Casi siempre, soluciono el domingo de blogg con el artículo del Diario. Hoy al revés: resacoso de la gripe, he solucionado el expediente del diario con la entrada del jueves por la tarde. En fin, por mucha teoría teórica de los géneros que uno se ponga a dibujar en el aire, vasos comunicantes.

7 comentarios:

Manupé dijo...

Cuidadín con lo del tiro al blanco con una bandera española, que como tu bien sabes, las banderas que representan a las letras O y R (Oscar y Romeo) en el Código Internacional de Señales, tienen los mismos colores que la enseña nacional y a cierta distancia pueden ser fácilmente confundidas.

Dicho esto, también es cierto que lo normal cuando se efectuan prácticas de tiro en la mar, es hacerlo sobre blancos remolcados y por tanto en movimiento, por aquello de la dificultad, y no sobre una boya de anclaje o fondeo de un palangre, que muy probablemente tenga dueño y se encuentre debidamente señalizada, incluida una banderita para facilitar su localización.

Saludos.

Maria dijo...

¿ha sido un error o has sustituido "la actualidad política y a la eternidad poética" de tu post por "la actualidad poética y la eternidad poética" de tu artículo.
Es que no se entiende en el artículo, se entiende mejor en el blog.
Yo también me alegro por Europa, aunque lo siento por los buenos belgas. Tener un lider tan querido después de mucho sufrir, y les ha durado poquísimo.
No lo considero gris, acaso desconocido pero no gris. Gris para los que no le conocemos, pero eso es cuestión de tiempo y de ganas de conocerle.
Traeré algunas frases muy buenas después.

E. G-Máiquez dijo...

Ha sido un error como la copa de un pino, María. Gracias por detectarlo. Y sí, cuanto más sé de Van Rompuy, mejor. Espero tus frases con ilusión.

Y gracias, Manupé, por ese "como tú bien sabes", que, a pesar de pecar de notorio optimismo, me supo a gloria y a servicios prestados en la Armada Española.

Juan Benjumea dijo...

María decía que traería buenas frases. Ya me adelanto yo. Vivo en Bélgica y ayer un amigo me enseño una página del periódico donde había señalado un reportaje con frases de Van Rompuy. Se lo conté a María, que es mi madre por cierto y me animó a ponerlas en mi blog. Ahora que he visto tu post te una cita suya, no quiero hacer el comentario más largo que tu entrada.

"Eén van de grote fouten van onze samenleving bestaat erin dat we geloven dat sociale hervormingen in de plaats kunnen komen va morele hervormingen. Als we wetten hebben gemaakt en structuren hebben gewijzigd, denken we iets te hebben veranderd. Terwijl de problemen grotendeels bij de mensen zelf liggen. Zolang we daar niets aan doen, hebben we niets gedaan" (Knack, primavera de 1998)

"Uno de los grandes fallos de nuestra sociedad reside en que creemos que las reformas sociales pueden sustituir a las reformas morales. Creemos que cambiando una estructura hemos cambiado algo. Mientras tanto el problemas en gran parte está en cada persona. Mientras allí no hagamos nada, no habremos cambiado nada"

Juan Benjumea dijo...

Por cierto el link, que lo he olvidado es: http://burroilustrado.blogspot.com/

Maria dijo...

Ay, que pena que no lo puedas corregir en el artículo!
Juan, gracias por tu post en el burro y tu comentario aquí. Me gusta mucho el que has traido aquí y también los que dejas en tu blog.
Ve dándonos más otro día, que ya es presidente nuestro, no solo tuyo, jaja

Anónimo dijo...

Pensando en posibles antecedentes históricos de un gobernante poeta (o viceversa), me retrotraigo a los tartesios, de quienes dice Estrabón que poseían leyes en verso de 6.000 años de antigüedad, según ellos, aclara el griego, como dándose cuenta de lo exagerados que ya entonces eran los andaluces. Y, claro, si la convivencia se regulaba mediante normas en verso, es porque habría algún poeta metido a rey o a redactor de reales decretos. Hay quien piensa que no eran leyes en verso sino normas métricas; pero nos interesa más seguir la traducción de toda la vida, y con ella esperar que los europeos nos parezcamos a los tartesios: gente pacífica, liberal, hospitalaria, religiosa (sus dioses eran las estrellas: claro, aún no había salido el Sol), respetuosa con los ancianos…
Jilguero