sábado, 7 de noviembre de 2009

Soleá del reumático

¡Que vayan a ser mis huesos
--qué ironía-- lo que quede
en la paz del cementerio!

4 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Es una soleá, sí, pero también una burlería.

jesusrrivero dijo...

Querido Enrique:

He llegado aquí gracias a un amigo que ha leído "Lo que ha llovido".
Disfruto con tus poemas y tus posts, originales y diarios (fundamental lo de diario, aunque sean breves, exquisitos diría yo). Acabo de hacer un blog, en el que pongo los poemas que voy haciendo entre clase y clase, y alguna noche. No son muchos, mi intención es llegar a 50. Te pediría que eches un vistazo de vez en cuando como favor inmenso. Pocos lo leen, amigos y compromisos, pero ningún poeta. Estudio Derecho y tengo 19 años, no sé si la combinación puede dar buena poesía pero escribo rápido el tiempo que puedo. Soy de Las Palmas y estudio en Navarra.
www.50poemas.wordpress.com

Flannery O'Connor dijo...

Always sound a little more decrepit than you are is my motto.

Luis dijo...

Pues si ya estamos con el reuma, ¿Qué pasará cuando lleguen los dolores musculares causados por los infantes?