martes, 13 de diciembre de 2011

Flipad

Hoy mis alumnos me han comentado, a la salida de clase, los libros que están leyendo algunos, y flipad: La divina Comedia, Hamlet, Cuentos de la Selva de Horacio Quiroga, las Metamorfosis de Ovidio y La vida nueva de Pedrito de Andía. Y, para ser sinceros, De ida y vuelta —o sea, como dijo Dante, "haciendo yo el sexto entre tantos sabios"—. No se los he puesto de tarea, eh, ni tan siquiera el mío, ni doy un mísero medio punto, ni he perdido una clase (entera) clamando a favor de la lectura. Han cogido onda y se han puesto a ello. Y si vosotros no flipáis, me da lo mismo. Yo lo hago por todos. 

19 comentarios:

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Can't believe it.

E. G-Máiquez dijo...

Bueno, José Manuel, confieso que hice una pequeña trampa. Con tal de ponerme como sexto y poder citar a Dante conté el de Horacio Quiroga como que lo está leyendo cuando ya lo leyó y es su libro preferido, que es distinto. Ya sabes que cuando se quiere ser ingenioso se miente un poco. Pero a cambio no presumí de que Hamlet está siendo leído en inglés. Así que más o menos empate y la realidad sigue siendo flipante.

Anónimo dijo...

Me quedo con el que esté leyendo La vida nueva de Pedrito de Andía!

T dijo...

Raros, raros, raros, tus alumnos, en estos tiempos que corren. Tampoco yo puedo creerlo pero alegrémonos de esas rarezas.

Ignacio Trujillo dijo...

La verdad, flipo. Y me reconcilia con la humanidad: ¡donde hay lectura hay esperanza!

Corina Dávalos dijo...

Está claro que se enseña por contagio. Flipo y te doy mi enhorabuena como profe.

Ana dijo...

Yo también me quedo con el que está leyendo la vida nueva de Pedrito de Andia.

Un libro que yo dejé y nunca volvió a su dueña original.

Miguel dijo...

Hay muchos prejuicios contra los jóvenes, quizá esa gente no es tan excepcional como algunos piensan.

El hecho de que el sistema educativo actual no te obligue a aprenderte los ríos de la vertiente cantábrica de memoria (de lo que muchos presumen) ni te haga un experto en latín no quiere decir que nos vuelva unos descerebrados.

Más hablar con la gente y menos criticar a destiempo. No me dirijo a nadie en concreto, sólo a esa especie de clima crítico-nostálgico.

Así que no flipo xD

Pablo dijo...

Eso demuestra que eres un buen profesor.
Enhorabuena.

Nodisparenalpianista dijo...

Por un momento pensé que era ledtura digital, por lo de fl iPad. Tanta modernidad me tiene loco.

Mora Fandos dijo...

¡Flip, flip!

domingovallejo dijo...

Flipo.

E. G-Máiquez dijo...

Ya me temía yo, anónimo y Ana, que no os ibais a quedar con la que leía De ida y vuelta...

En realidad, las alabanzas como profesor de FOL me las merecería si leyesen por las tardes y por gusto el Estatuto de los Trabajadores, pero me da que no.

Yo flipo tanto, admirable Miguel, en buena medida porque con esa edad no leía, ay de mí, la Divina comedia.

Y fue sin querer lo de fl-iPad, afinado Pianista, pero das en la nota exacta: ¡se está leyendo la Divina Comedia... ¡en el móvil, bajada de internet! Y va ya lo menos por el Canto VI y estuvimos hablando de Paolo y Francesca con la misma seguridad que si lo hubiese leído en un incunable. ¡Flip, flip, hurra!

gatoflauta dijo...

Yo creo que, en efecto, se exagera bastante respecto a lo mal que está la enseñanza y lo incultos que supuestamente son los jóvenes. Conozco a más de uno que sabe más de lo que yo sabía a su edad..., y hasta a la mía. Estudié el Bachillerato en los años 70, y en la Universidad (Complutense) hasta los primeros ochenta; y ni uno ni otra eran entonces como para tirar cohetes, precisamente. Había excepciones entre el profesorado (¿y cuándo no?), pero el nivel general era desolador. A pesar de lo cual, quien de verdad tenía interés salía adelante. Ahora ocurre lo mismo: como siempre.

Breo Tosar dijo...

Sin duda, eres un profesor que inspira!

Yo también saco pecho por mis alumnos, de siete años, que están empezando a conocer a Shakespeare, Cervantes, Mozart, Beethoven, Tchaikovsky, Picasso, Miró, Miguel Ángel...

Y, yo, como ellos, aprendo a conocer y a soñar...

Kris Kelvin dijo...

Me gusta la reflexión de Don Gatoflauta. ¿No hacían los filósofso griegos comentarios parecidos a los que se hacen ahora acerca de la juventud de su tiempo?

Saludos a todos.

Tania dijo...

Hola, yo soy la de la divina comedia en el movil. Por si no os lo creeis es cierto. En clase de FOL lo nombro y me llamoó tanto la atención que quise ver de que iba y me lo baje en el movil. Cuando puedo me leo un canto, hay mil cosas que no entiendo pero la belleza de los versos que si entiendo me encanta. Eso de poner en primer lugar de pecados el no bautizarse y despues la lujuria se ve perfectamente el tiempo (la epoca) en la que lo escribia. Esta muy bien. Y le doy las gracias a mi profesor porque no solo sabe dar clases de FOL de manera facil sino que despierta el interes de otros por la lectura y el inglés (que es muy importante). un saludo a todos

Adaldrida dijo...

Pero qué bueno... flipo de verdad.

Enrique García-Máiquez dijo...

Un detalle, para que no os pase inadvertido. Tania ha esperado a que les dé las notas finales (acaban, ay, ya) para escribir este comentario. ¡Qué delicadeza, ¿no?!