viernes, 5 de julio de 2013

Hacia Almagro



Estoy en la parrilla de salida hacia Almagro, nunca mejor dicho, teniendo en cuenta que iremos surfeando en La Mancha sobre la ola de calor. Pero yo no seré yo quien proteste. Al menos del calor, porque del viaje... Entiéndanlo: a alguien tan arraigado como yo, le cuesta arrancar. Seguro que a la altura de Despeñaperros, ya tengo jet lag. Por otro lado, ahora mismo me retuerzo entre remordimientos de conciencia. 

Hace unos años, en una clase, dije que yo no era muy teatrero (muy teatral, tendría que haber dicho, porque teatrero —me recordaba Nacho Díez de Rivera— lo fui siempre), pero después de ir viendo los ensayos de la obra Tomás Moro, que se estrena hoy, me he convertido en un entusiasta del género. Pensé que no se podía llegar más hondo a unos versos que traduciéndolos, pero la representación les da una vida milagrosa. Ganas de llamar a todos y cada uno de mis alumnos de entonces y entonarles un mea culpa. Un mea culpa alegre, porque he visto la luz. 

Qué suerte no creer en la suerte, porque algo más que la buena fortuna está protegiendo a esta obra. Gracias al proyecto de la representación, he vuelto a ella una y otra vez, sacándole muchos más tesoros escondidos. Y también voy afinando algunos detalles del texto. Me escribe Vicente Miró para decirme que "vice", que tantos problemas nos dio, no del todo resueltos, era, además de una herramienta de carpintería, ¡el cepo de tortura usada contra los católicos! Eso no estaba en ninguna de las notas que consulté, y es esencial. Con un remate magistral, a cuento de lo de la lengua retorcida, añade Miró: "De esta forma se relacionan dos cosas muy relevantes a su audiencia y que los católicos aborrecían de este nuevo régimen: los sermones y las torturas a que eran sometidos en un texto que, efectivamente, es de tono muy lúgubre". ¡Los sermones!, como Nicolás Gómez Dávila, jo. Ojalá la obra de teatro nos aboque a una segunda edición, donde tratar de recoger esto y algunas cosas más. 

Y ya me voy. 

1 comentario:

Inmaculada Moreno H. dijo...

Emhorabuena y mucho éxito.