viernes, 21 de julio de 2006

Arrepentimiento

Esta mañana, al despertar, regresé de una pesadilla, y se me ocurrió un haiku. Lo colgué en el blogg. Error. La poesía es lenta, hecha de impulsos y arrepentimientos, donde tan importante es una cosa como la otra. Propósito firme: no poner poemas inéditos (ni siquiera haikus) en estas páginas virtuales. Recordar a Horacio que aconsejaba nueve años de paciencia a los poetas.

8 comentarios:

Rocio Arana dijo...

Pues lo siento por tu arrepentimiento, porque los que vamos aperder somos nosotros. Piénsalo un poco más, hombre.

Enrique Baltanás dijo...

Bien está si así vos lo queréis. Pero habría que considerar que un blog (¿o blogg?) tiene mucho de borrador: literalmente, se puede borrar. Otro aspecto interesante del blog o blogg o como se diga es la creación colectiva, de la que ya hemos visto alguna prueba, por ejemplo con la copla referente la verdad y los periódicos, en la que incluso aportó su sabia mano nada menos que Abelardo Linares, dejándola, para mi gusto redonda.
Y otro aspecto del blog (más rápido sin dos ges): la crítica inmediata, amistosa pero rigurosa. Todos los escritores confían sus textos a uno o varios lectores de su confianza. ¿No podría ser esta otra utilidad del blog, digo, la de ser un feed back?
En cuanto al haiku de marras... sí, en efecto, VD. ha sido su mejor crítico.

E. G-Máiquez dijo...

Las ggs son un gguiño y un homenagge: Blogg era el apellido de soltera de Frances Chesterton. El uso es heterodoxo y algo incómodo, y por tanto, completamente desaconsejable.

Por lo demás estoy de acuerdo con Vd., Baltanás. Los bloggs permiten una creación colectiva, de la que la copla sobre los periódicos [http://almargendelosdias.blogspot.com/2006/05/peridicos.html] es un ejemplo perfecto. Tampoco está nada mal su delicado homenaje a los poetas del Puerto, que no enlazo por mi enorme modestia...

Tal vez habría que diferenciar entre una poesía de sabor popular, que cabe en el blogg, hecha entre todos, y una poesía de resonancias personales, que debe madurarse en la interioridad.

Enrique Baltanás dijo...

Vaya, se me había olvidado lo de la srta. Blogg, y sí, la principal diferencia entre la poesía popular y la de autor es la impersonalidad de la primera frente a la segunda

Dal dijo...

Coincido con Baltanás. De seguir yo esa regla ¿qué alma caritativa me hubiese sugerido el hipérbaton o arreglado el endecasílabo colocando los acentos en cuarta y octava?

Mora-Fandos dijo...

Comparto lo de la creación colectiva y lo del feedback, la buena crítica, cordial y sincera: ¿dónde encontrar mejores lectores? Si el blog/gg es un género textual, es el más humano por cercano, o puede llegar a serlo, depende de la altura moral de la colectividad -me gusta más comunidad-. ¿Tuvo Larra alguna vez una comunidad de lectores cualificados que le leían y contestaban por escrito prácticamente en tiempo real? ¿cuándo ha pasado esto en la historia? Viva el blogguismo.

AnaCó dijo...

Yo, como beneficiaria de las críticas, coincido con los comentaristas, el blog es una buen cauce para la crítica y el aprendizaje. Veo más difícil el tema de los inéditos, el blog no deja de ser un medio semi-público y los inéditos quedan en cierto modo desprotegidos. Yo todavía me regocijo con esos aciertos de la boca que colgaste en algún sabio arrebato poético. Saludos!

E. G-Máiquez dijo...

Pleno acuerdo con AnaCó: el problema no es con los poemas y las cr´ticas, que quedan perfectas en un blogg. Lo grave es con los inéditos, que quedan desprotegidos y a veces sietemesinos.

Dos excepciones son los poemas de sabor popular o los anecdóticos, que tienen en el blogg un cauce natural.