miércoles, 26 de julio de 2006

Memoria histórica

Con su memoria selectiva, Zapatero quiere ganar la guerra civil. Ni ustedes ni yo sabíamos que las hostilidades seguían su curso. Nos habíamos creído el discurso de la reconciliación nacional, de la construcción de un futuro común y de la modélica transición. Desde sus tumbas, Sun-Tzu, Maquiavelo y Clausewitz se retuercen de risa: si les hubiésemos leído, dicen, sabríamos que la mejor arma de destrucción masiva es engañar al adversario, que el fin justifica los medios de comunicación y que la política es la continuación de la guerra por otros miedos.

9 comentarios:

Enrique Baltanás dijo...

Muy de acuerdo con el articulo. Solo un matiz. No estoy seguro de que lo que dice Pío MOa (De la Cierva, no sé) sea "que hasta que la derecha no asuma el franquismo, con sus sombras y sus luces, estará en inferioridad de condiciones frente a una izquierda que se ha revestido con la túnica de la lucha contra la dictadura".
Más bien dice que es la izquierda la que tiene que "asumir" el franquismo. O sea, comprender su naturaleza y sus causas y no engañarse a sí misma con demagogias.

E. G-Máiquez dijo...

Te agradezco el matiz, Enrique. Lástima que no pueda salir a pie de página en el periódico.

Javier L. dijo...

También de acuerdo, pero yo reclamo una actitud más combativa de la derecha en este asunto. Si te van a llamar facha de todas formas, ¿qué más da?
Estoy con el Sr. Baltanás: he leído algo de Moa y de de la Cierva, y no dicen eso que tú comentas, más bien que la causa del franquismo fue el proceso revolucionario que pusieron en marcha las izquierdas desde el 31.

Edu Solá dijo...

Sí lo de la rebeldía de la izquierda frente al franquismo da un matiz de heroísmo y romanticismo a su favor.
Me gusta el ingenio de la paranomasia de los medios y miedos.

Mora-Fandos dijo...

De acuerdo con los dos. Pero la izquierda no puede asumir nada que no sea ella misma, por principio: la lucha de clases, de partidos, es radicalmente lucha, por eso el marxismo puede negociar coyunturalmente, pero nunca dialogar.

Al leer tu frase "el fin justifica los medios de comunicación" -que así es- me he acordado de otra vuelta de tuerca que un filósofo le daba a la frase de Maquiavelo: "Los medios (los media) justifican el fin".

E. G-Máiquez dijo...

El matiz que Baltanás y tú, Javier L., aportáis es muy justo y os agradezco mucho el enriquecimiento, desde luego.
Pero tanto Pío Moa ("Franco, un balance histórico") como Ricardo de la Cierva ("La derecha sin remedio")comentan -entre otras muchas cosas, como es lógico- que una derecha amnésica y acomplejada está en inferioridad de condiciones. En el caso de De la Cierva tiene más interés pues denuncia que el mismo olvido ha caído sobre políticos como Narváez y sobre intelectuales como Maeztu, Balmes o Donoso Cortés. La defensa de esos intelectuales me parece a mí (¿por corporativismo?) incluso más necesaria, que ya es decir.

Javier L. dijo...

Podrían recordar también a otros como Marañón u Ortega, que en su día defendieron la República.
Lo que no soporto de la derecha es que repondan tonterías como "No hay que rememorar épocas pasadas" y cosas así ante los ataques de la izquierda. Eso supone dar la razón por omisión al que acusa. Si tienen argumentos de sobra ¿Por qué no los usan?

Alberto dijo...

Creo que el problema de la derecha en este país es básicamente que no quiere ser "derecha", quiere quitarse cuanto antes esa etiqueta por miedo a que les llamen, no sé, fachas?. Da lástima ver como desde la izquierda no se tiene ninguna vergüenza en calificar a la gente de derechas como herederos del franquismo o nostálgicos del mismo, y mientras la derecha (esto de derechas e izquierdas acaba resultando algo lioso) agacha la cabeza y pide perdón por existir. En el terreno intelectual o artístico si se quiere, resulta patético que se escondan debajo de la alfombra a grandes personajes como Maeztu, Sanchez Mazas, o Pemán, por el simple hecho de haber sido de derechas; y mientras nos tenemos que tragar que personas de dudoso calado intelectual llenen las estanterías de las librerias.
Decía antes que resulta lioso comparar entre derechas e izquierdas actualmente, y más cuando vemos que nuestro presidente ZP, según dijo él "rojo y utópico", utiliza un avión de nuestras fuerzas armadas para irse de compras a Harrod's (Londres) con su familia; lo que hay que ver verdad? un socialista que utiliza el dinero del contribuyente para su propio goce y disfrute, bueno esto ya no nos debería extrañar, verdad? La cabra siempre tira pal monte!

SalU2!

Enrique Baltanás dijo...

Muy de acuerdo con Javier L.
Realmente, este artículo de Enrique da para una larga discusión.
¡Donoso Cortés! Me alegra que lo cites, Enrique. Yo me propongo leerlo (seré sincero y no diré releerlo): alguna página suya que he leido en Biblioteca Virtual Cervantes me ha parecido hermosísima y justísima. Y está completamente olvidado...
A mí el franquismo no me lo pueden contar, lo he vivido, al menos en su segunda parte. No me siento con fuerzas ahora, pues sería una entrada larguísima. Pero, inevitablemente, volveremos sobre el tema. Zapatero nos lo pide.
Ah, y a Marañón y Ortega, añádase Antonio Machado, antes que la situación le obligase a escribir sólo glosas de las consignas de Negrín.
Bueno, parece que estamos en el túnel del tiempo. Y luego dicen que ZP es progresista... progresando hacia el pasado.