martes, 9 de enero de 2007

Epigrama gestual

Para aguijonear a ciertos personajes bastaría con mandarles, bien envuelto, el libro de autoayuda Conoce tu personalidad de Patricia Hedges (Editorial Hispano Europea, Barcelona, 2oo4) u otro análogo. La dedicatoria podría ser: "Y luego nos cuentas".

Como sabía bien Dorian Gray la peor caricatura es un retrato o, aun peor, un espejo.

Parecería una tortura demasiado sutil y cruel si no vienese avalada por el mismísimo oráculo de Delfos, que insultaba así: Nosce te ipsum.

Quizá en la entrada del Infierno, en vez de "Lasciete ogni speranza voi ch'entrate", lo que en verdad ponga sea un temible: "Conoce tu personalidad a fondo".

9 comentarios:

Rocio Arana dijo...

He resucitado! Estoy en Sevilla, con sopa de garganta pero sin fiebre alguna. ¡Gracias!

AnaCó dijo...

Yo sólo rescato una esperanza para los españoles: que esto pase factura al PSE en las siguientes elecciones.

Anónimo dijo...

imagino que no importa nada que esa informacion haya sido desmentida . imagino que cada uno cree lo que quiere creer . imagino que por no perder la esperanza podriais pensar que esto lo arregla en dos patadas uno de los vuestros . imagino que en las proximas elecciones estan puestas vuestras esperanzas y que pensais que el pueblo español sabrá castigar a aquellos que tanto daño le han hecho . ! No perdais la esperanza que ya os tocara el turno ! !Animo que esto lo arregla quien yo me se en un salto !

E. G-Máiquez dijo...

Anónimo, mira en el espejo de tu conciencia la política antiterrorista del PSOE y luego nos cuentas, anda.

Dedalus dijo...

Bien, visto el panorama, advierto que voy a regar fuera del tiesto:
Enrique, de mi comentario de ayer a tus líneas sobre el curriculum vitae, he puesto una nota en mi blog y he colgado (sin tu permiso) un enlace a tus Rayos y Centellas. Supongo que no te importará.
Buen fin de martes y mejor entrada en el de mañana.

Juanan Urkijo.

P.S. Tengo razones para el optimismo (las dejé por aquí hace unos días) y las mantengo, a pesar de las brechas entre las siglas.

E. G-Máiquez dijo...

Gracias, Juanan, por el enlace ¡y por el optimismo!

Yo o no tanto o ninguno. El anónimo amigo podría darme el nombre de ése que el sabe que nosotros creemos que lo arreglaría todo de un salto o de dos patadas, a ver si me levanta la moral. Yo estoy casi con Nicolás Gómez Dávila, viendo que la única solución es el Juicio Final, que cierren esto.

Pero viniéndonos al aquí y al ahora, usuario anónimo, me juego una cena (en la que no hablaremos de política) a que la información de El Mundo era cierta y que los nebulosos desmentidos del PSE era menos des y más mentidos. ¿Hace?

Joaquín dijo...

Como en los programas de radio antiguos, voy a hacer una petición al titular de este blog: Enrique, que nos hables un día de Nicolás Gómez Dávila.

Juan Ignacio dijo...

Es curioso porque el mismo Juan Pablo II cita al oráculo de Delfos para titular la introducción de la Fides et ratio.

Y dice cuán importante es conocerse a uno mismo para llegar a la verdad.

Ahora bien, siendo que es tan terrible lo que uno encuentra cuando se adentra un poco en uno mismo, llego a la conclusión de que ahí mismo se ve como es necesario morir para nacer a la nueva vida, la verdadera.

Anónimo dijo...

mirome , enrique , en el espejo y vi mi conciencia , mas por mas que miré no halle política alguna . rebusqué por si acaso hubiérase escondido en algún itersticio mas seguí sin hallar . y ahora pregúntome ¿no será que enrique cree que hay algo en mi conciencia de lo que debiera avergonzarme? . no lo creo ya que estoy seguro de que enrique sabe que se puede pensar otra cosa distinta de la suya teniendo la misma buena conciencia que el tiene , la misma buena voluntad que él y el mismo buen corazón .