miércoles, 3 de enero de 2007

Novedad

En el artículo de hoy me muestro bastante eclesiastés y escéptico sobre la posibilidad de que el Año Nuevo nos traiga algo ídem . Cuando ya lo tenía escrito y enviado, en lo referente a la lucha antiterrorista parece que el ministro Rubalcaba ("el proceso está roto, liquidado y acabado y es insalvable") sí que ha aportado novedades. De ser así, yo me alegro mucho de mi pronóstico erróneo y desde luego, si es contra ETA, estaré siempre con el Gobierno como una piña.

Aplaudiendo la sabiduría de la rectificación, la realidad es compleja y presenta numerosos matices. Me gustaría ser analista político para ir desbrozándolos demoradamente, a uno por columna de opinión:
1) ¿Por qué no fue Zapatero en su primera comparecencia el que dio por rota la negociación?
2) ¿Cómo se explica la falta de credibilidad de José Blanco, que dijo antes lo mismo que Rubalcaba, pero al que no se echó cuenta alguna? ¿Está amortizado?
3) ¿A cuento de qué la ministra Narbona expresaba sus esperanzas de que el proceso de paz experimentara apenas un paréntesis [sic]? ¿Quiso correr por delante, ser más zapaterista que nadie, y se ha quedado sola?
4) ¿Qué impide al presidente abandonar su reserva en Doñana y acudir a la T-4?
5) ¿En qué empleará Rubalcaba el plazo de una semana que se ha puesto para empezar a organizar la lucha antiterrorista con los distintos grupos parlamentarios?
6) ¿Cuáles son las posibilidades reales de que se vuelva al Pacto Antiterrorista? ¿Puede el PSOE permitirse un acercamiento al PP después de la demonización a la que lo ha sometido? ¿Qué le dirán sus actuales socios de Gobierno?
7) ¿Será capaz el PP de mantener su prometido apoyo a un presidente del que tiene motivos para desconfiar? ¿Cederá a la tentación de querer aprovechar la esperada rectificación gubernamental para sus intereses electorales?
8) ¿Y cómo pedirle responsabilidades al Gobierno por todos los movimientos espasmódicos que ha venido dando en aras del proceso llamado de paz (aspectos del Estatuto catalán, del andaluz como cobertura, presiones a la judicatura y en la carrera fiscal, proyectos de reformas legales...) sin que parezca un ensañamiento, pero sin dejarlos pasar? ¿Hay vuelta atrás?
9) ¿Qué puñetas va a hacer el PSOE ahora con Esquerra Republicana, una pata del tripartito, que ya va diciendo que ETA ha sido la parte más generosa?
10) ¿Será posible que todos los españoles aprendamos de esta vez por todas que sólo con la ley y juntos podemos enfrentarnos a la delincuencia? ¿O tendremos que aguantar que cada nuevo presidente de Gobierno busque un atajo hacia la paz y sus medallas?

11 comentarios:

carlos rm dijo...

Ay Enrique, qué desastre de país, qué tendencia a partirse por la mitad. Yo me sumo a tus preguntas y me hago, entre otras muchas, éstas. ¿Por qué no me manda ahora un sms quien el día aquél me envió éste: "Estamos con el presidente en el proceso de paz. Pásalo"? Y ¿por qué ahora y no antes el Psoe condiciona cualquier negociación a la entrega/renuncia de armas? ¿Qué ha tenido de particular este atentado?

Anónimo dijo...

Este comentario es interesante:

http://unatemporadaenelinfierno.net/2007/01/03/zp-barajas-gonzalez-los-gal-la-moral-y-el-maquillaje-retorico/

Ignacio dijo...

Aunque me han regañado en mi foro por decirlo, la sensación de que al presidente le han enmendado la plana es demasiado fuerte y consistente para apartarla en aras de la propia tranquilidad.

Por otro lado, el punto 2 es buenísimo. A Blanco no le hacen caso ni en su casa.

Anónimo dijo...

He visto un comentario sobre Dios y las bombas en el siguiente enlace:
http://el-alfeizar-de-dedalus.blogspot.com/
Un saludo,

Anónimo dijo...

Interesantes preguntas. A Blanco no se le hizo caso porque está amortizado pero, sobre todo, porque es el secretario de organziación de un partido político, no un miembro del Gobierno. Aunque Montesquieu haya muerto, algo queda.
Zapatero no dio por roto el diálogo porque es muy flojo como político y el momento le vino grande.Luego se dio cuenta de lo que había hecho al no decir lo que debió decir y lo intentó arreglar (mal) por detrás.
Lo que me deja dudas es lo de las reformas legales en aras del proceso de paz. Veo a Navarra donde estaba ,a los presos en sus cárceles, ni más lejos ni más cerca, y veo a la Audiencia Nacional condenando a 15 años de cárcel por amenazas que no son tales y reventando la jurisprudencia del Supremo, pero igual me equivoco. ¿Podría aclararlo?

Anónimo dijo...

PD. ¿Por qué no ha habido manifetsaciones multitudinarias de repulsa ocntra el atentado? Yo sé que no fui porque me niego a manifestarme junto al fascista de Alcaraz, el resto de desgraciados líderes de la AVT y los peones negros del cara al sol. Supongo que eso me convierte en un miserable filoetarra pero, ¿tienen ellos alguna responsabilidad en la mínima respuesta a sus convocatorias? Sin ellos y sus banderas franquistas yo habría ido. Han patrimonializado la lucha contra ETA y nos han excluido a muchos. ¿Cuánto vais a tardar en botarlos para que, como dice el autor del blog, "todos los españoles aprendamos de esta vez por todas que sólo con la ley y juntos podemos enfrentarnos a la delincuencia"?

E. G-Máiquez dijo...

Sí, tal vez Rubalcaba le enmendara la plana a ZP o tal vez es una estrategia medida para crearse un margen de maniobra.

Lo de Blanco está claro y muy bien visto: amortizado y Montesquieu, perfectamente visto.

Lo que no me parece es la ristra de insultos a la AVT, que han hecho una resistencia numantina al poceso, lo que ahora, visto lo visto, es más que de agradecer. Han sido molestos, nadie lo discute, pero se trataba de eso, de no mirar para otro lado.

Sobre las cesiones del Gobierno, en mi entrada de hoy, D. m.

E. G-Máiquez dijo...

Muy buenos ambos enlaces. Gracias.

Francisco Rubio dijo...

Muy interesantes sus preguntas, y por una vez me siento bastante cercano a sus planteamientos políticos (si se me permite la expresión).
Quería aportar tres cosas:
1. Me llama mucho la atención, como a otro comentarista, que las manifestaciones hayan sido tan poco multitudinarias. Creo que la situación es lo bastante dramática (2 muertos tras 3 años y medio sin desgracia de este tipo) como para no salir a la calle, y que el pueblo muestre su rechazo, sobre todo, y por encima de todo, a ETA, y en segundo lugar contra el proceso de negaciación, por supuesto. Creo que la explicación está, sencillamente, en que los muertos son dos ecuatorianos, y no son españoles. Así de bien se nos ve el rasero, y el racismo...
2. De la situación actual, que usted bien analiza con sus preguntas, quería destacar la cuestión de la unión del pueblo para luchar contra el terrorismo. Creo que no se puede ver cosa más lamentable que el enfrentamiento entre manifestantes que están en contra de ETA (y que ha llegado a verse en Madrid, por ejemplo). Este enfrentamiento me parece muy cainita, y creo que es una de las cosas que más nos hacen daño, venga del partido o ideología que venga.
3. En cuanto a la AVT, es evidentemente que han sido NECESARIAMENTE molestos, y han hecho bien, pero también tendremos que reconocer que han estado al servicio de un partido.
Saludos, Francisco Rubio.

E. G-Máiquez dijo...

Me reconforta coincidir con usted, fr, en esas mayúsculas: NECESARIAMENTE, aunque yo creo que el orden de los factores sí altera el producto: ha sido el PP el que ha seguido a la AVT y no al revés. Me temo (y uso el verbo con todas sus connotaciones) que el PP sólo es capaz de hacer seguidismo. No sé por qué debilidad moral es incapaz de ponerse al frente de nada. En la defensa de la familia y el matrimonio, ha sucedido algo parecido.

E. G-Máiquez dijo...

Sobre las movilizaciones, yo no achacaría su tamaño relativamente reducido al racismo, sino a que estamos en vacaciones (que tampoco es una justificación honorable) y a que el Gobierno, por primera vez, no ha convocado ningún acto de repulsa.