viernes, 26 de enero de 2007

¿Recochineo?

Sigo dando vueltas a (y con, por, para, entre...) mi GPS, como un niño con su regalo de Reyes. La maquinita tiene también su grano salis lingüístico. Se llama TomTom; y teniendo en cuenta la facilidad de manejo y que te guía como de la mano por las carreteras... parece que la cosa va con cierto recochineo o retintín. No ofende porque es sin querer: simplemente no han traducido el nombre inglés del aparato. ¿El equipo de marketing de la delegación para España se plantería algún cambio o ni caerían, los muy tontones?

6 comentarios:

Rocio Arana dijo...

A MÍ TAMBIÉN ME GUSTÓ LO DEL ALMENDROOOO...!!! (Lo digo aquí, porque ayer se me pasó.)

Joaquín dijo...

Podrían haberlo llamado "Altrantrán".

AnaCó dijo...

¡Bien visto lo del marketing!

carlos rm dijo...

Es curioso. Prefiero que me digan tonto (o TomTom) a que me digan tontito (o little TomTom). En estos casos los diminutivos aumentan.

Inma dijo...

Y ¡cuánta picardía en ese "tontones"!...

j.m.peñalba dijo...

lo mismo pensé yo cuando vi el anuncio, aunque no fuera con segundas para un español el nombrecito me parece una horterada. más anglosajonamiento pal cuerpo!!