miércoles, 7 de febrero de 2007

Tantan tantan tatatatatatá tatatatatatán...

Tatatatatatán... Como habrá detectado el sutil López Garrido, estoy tratando de tatarear en el teclado el himno de España. Espero que no le importe, aunque en última instancia da lo mismo. El himno es de todos y cada uno. Y yo soy uno. Igual que me parece estupendo que suene cuando once millonarios se disponen a correr un rato detrás de un balón, creo que ante un número inmenso (y por lo visto incontable) de españoles que se reúnen a ejercer sus derechos civiles resulta de lo más apropiado. La soberanía nacional reside en el pueblo.

Que la manifestación del sábado fuese un acto partidista, es algo que se dicen ellos, los del Gobierno, para poner en contra a sus propios partidarios, que en su mayoría tampoco quieren negociar con ETA ni sacar a los asesinos de la cárcel ni dar cancha a los batasunos. En verdad la manifestación fue convocada por una organización con sensibilidad de izquierdas, el Foro de Ermua, a la que apenas nombran no se les vaya a aparecer su espíritu. Rosa Díez y Antonio Aguirre y otros socialistas sí estaban. El PP no la convocó y no sé yo —permítanme la melancolía— si de haberlo hecho habríamos visto tantas banderas de España ni oído el himno nacional. Arenas y Feijoo quizá habrían preferido un carrusel de banderas autonómicas.

Tampoco el PP habría incluido las otras canciones. Sonó “Libertad sin ira” del grupo Jarcha; el poema de Miguel Hernández “Para la libertad” interpretado por Serrat; y la arenga albertiana “A galopar”, que musicó Paco Ibáñez. Canciones originariamente izquierdosas, como los versos de Gabriel Celaya que sirvieron de estribillo al discurso de Mikel Buesa: “Españoles con futuro, españoles que por serlo…” Allí, sin embargo, habían trascendido y representaban un ansia general de libertad y de resistencia. No sólo el himno, la banda sonora completa fue el hecho más emotivo de la manifestación.

La consecuencia es que al Gobierno se le achican los espacios, se queda sin referentes, aparece colgado de la brocha de una paz-paz mucho más hueca tras Barajas y ahora tras Baracaldo. Los ideales de libertad, dignidad y participación cívica se unen a los de justicia, ley y orden en el marco común de una patria de todos. Conscientes y escocidos, desde el PSOE protestan, como el perro del hortelano, porque se usaron unos símbolos que ellos no quieren usar. El argumento es malo porque la solución es fácil: que olviden de una vez la bandera republicana, que empuñen la de todos (también suya, por supuesto) y que defiendan decididamente a España. A ver, López Garrido, tataree conmigo: Tantan tantan, tatatatá tatatatám...
[En el Grupo Joly]

15 comentarios:

Jesús Sanz Rioja dijo...

Yo siempre he dicho que esa poesía "social" o de combate de los celayas, oteros y demás, trascendia su circunstancia y podría cantarse en muy diversos contextos. Al final, quien las cantó inicialmente se pasó a los liberticidas (bueno, allí estuvo siempre). Cosas de la vida.

Jesús Beades dijo...

España de la caudalosa amistad...

Manupé dijo...

La soberanía nacional reside en el pueblo.El mismo pueblo que decidió DEMOCRATICAMENTE, como han de decidirse por otra parte estas cosas, que el Partido más votado y consecuentemente el que debe gobernar sea el PSOE. Serán mejores o peores gestores, gobernantes, solucionadores o legisladores, como quieras, pero son los elegidos por el pueblo. El Presidente del Gobierno es el PRESIDENTE DE TODOS, es el presidente de mi país, de mi nación, y no debemos tolerar ,pensemos lo que pensemos y votemos a quien votemos, las descalificaciones e insultos personales, ese juego zafio y burdo de mezclar las letras de ETA con las iniciales del Presidente o decir como se dijo en la manifestación "debería estar con su abuelo" (obviamente muerto). Eso no es admisible. Cuando se dicen barbaridades como estas, se pierde toda la razón por indiscutibles que sean los argumentos.Insultar a la persona es insultar a la INSTITUCIÓN porque es indisoluble, el presidente es uno y es el Presidente. Que no gusta la política que hace, de acuerdo, manifestemonos todos, y usemos nuestro himno si nos viene en gana , que para eso es nuestro, o las canciones que queramos, sean del "perfil político" que sean, que tambien a eso tenemos todo el derecho del mundo, y cuando lleguen las elecciones, que sea ese pueblo soberano el que decida. Pero insultar al Gobierno, decir como se dice en muchos foros que practicamente dieron un golpe de estado para llegar al poder o simplemente insinuar que pudo haber algún tipo de juego entre ETA y un partido político democrático para llegar al poder es insultarnos a todos y por añadidura a los 11 millones ( no lo olvidemos) de compatriotas que le dieron el soberano derecho a gobernarnos por cuatro años.

Ignacio dijo...

La proporción es algo muy importante en la vida. Una manifestación con cientos de miles de personas es muy posible que contenga unos cuantos descerebrados, otros pocos desalmados, incluso varios despistados.

Calificar el todo por una parte ínfima no tiene ningún valor. ¿Cuantos aguiluchos, cuántos zETAp (asqueroso eslógan, desde luego) había en la multitud? Seamos serios, hombre.

Y por cierto (dígame puntilloso) los once milones de voto les han dado el deber de gobernar, más que el derecho.

Anónimo dijo...

Muy bien manupé, y no sólo eso, sino que fueron codo con codo con quienes acercarón presos, concedieron terceros grados,se sentaron con Batasuna en Burgos, con Eta en Suiza, dijeron lo del movimieto de liberación vasco, sabremos ser generosos.Incluso en esa marcha participó Angel Acebes, que siendo ministro del interior en el 2002,fué admitido en el registro de partidos politicos de dicho ministerio el PCTV, en esa manifestación había más odio hacia ZP que hacia ETA.

Anónimo dijo...

Miguel Hernández, en la manifestación
Plácido Gilabert Martínez - Barcelona - 08/02/2007



Leo con sorpresa que en la manifestación celebrada en Madrid el pasado día 3, organizada por el Foro de Ermua y respaldada por el PP, se usó musicalmente el poema de Miguel Hernández Para la libertad.

La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
Como familiar muy allegado al poeta (su madre y mi abuelo eran hermanos), me produce repugnancia el uso del sentimiento noble de Miguel en una pantomima orquestada y mediatizada, que nada tiene que ver con la pureza de la palabra "libertad" tal como él la entendía, y mucho menos con el espíritu que animó a organizar la citada manifestación.

Ya se sabe que para el Foro Ermua y otras asociaciones afines, así como para el Partido Popular, ETA no es el enemigo a batir, y manipulan tanto a las víctimas como ensucian valores tan nobles como la libertad, la tolerancia o la responsabilidad.

Los convocantes de la manifestación y el Partido Popular en concreto no tienen autoridad moral ni ética política para usar o utilizar el nombre de Miguel Hernández, ni su obra, ni "su" libertad en un acto que, a la vista del desarrollo que tuvo, está a años luz de la esencia y pureza que para Miguel encerraba la palabra "libertad".

La libertad por la que luchó, sufrió y murió Miguel Hernández no es la que se entiende desde posiciones ultraconservadoras ni desde partidos de pensamiento único. Hasta en su sufrimiento y en su desesperación, Miguel se sentía libre. Ni el Foro Ermua en su hipocresía ni el PP en su esquizofrenia pueden decirlo.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Yo no llevaba lo de ZetaP, pero lo hubiera llevado sin ningún remordimiento. ¿Qué más hace falta para entender que hay un compadreo infame entre ambos?

E. G-Máiquez dijo...

Miguel Hernández habría estado a favor del Plan Hidrológico Nacional: ¡agua para todos! Pero dejando los futuribles, las palabras verdaderas de un poeta no son de nadie, ni suyas, sino del aire, o sea de todos.

Cómo disfruto viendo que la gran cobertura moral de ZP es Aznar alias "el Azores", aunque sólo sea en ese intervalo (breve) de tiempo en que duró la tregua trampa.

Y yo no odio a nadie, oiga. ZP me parece un pésimo presidente de gobierno de España y a ETA quiero que se la trate con todo el rigor de la ley. Ni más ni menos.

Anónimo dijo...

Jesús lo que hace falta para saber si hay compadreo entre ambos es muy sencillo: LAS PRUEBAS, lo demás son calumnias.
Enrique ese breve intervalo de tiempo fué suficiente, para conseguir la dinamita que acabó con la vida del hermano de Mikel Buesa, Fernando.
Usted tiene algún conocimiento de trato privilegiado de este gobierno hacia ETA, si lo tiene por favor dígamelo.
Porque dice que ZP es un mal presidente, por la ley de dependencia, por la ley de la igualdad,por haber puesto en funcioamiento el carnet por puntos evitando con ello muertos en la carretera, por sacar las tropas de Irak, por la ley de integral de la violencia de genero, por ampliar el numero de trabajadores estables, por crecer en el último trimestre del 2006 al 4%, quiza por que el PIB Español en el 2006 ha sido el mayor de los ocho paises industrializados del mundo, o sera porque la economia española acaba de superar a la canadiense, y que puede acabar la legislatura con más de tres millones de nuevos puestos de trabajo, la mayor de toda la democracia, el paro baja, la bolsa sube, todo malas noticias.

maikel dijo...

Efectivamente, deber de gobernar ante todo, y de hacerlo para todos y lo mejor posible, sin sectarismos. Hay que manifestarse y luchar por los valores que quieren arrancar de raíz esta gente. ZP es un pésimo gobernante, un inepto anclado en el pasado, envuelto en ese absurdo estandarte segundarepublicano con ideas preconcebidas sobre la familia, la religión, la oposición... como si aún viviéramos en el 34 y nada hubiera cambiado.
Al manupé y al anónimo les diría que los votantes no siempre aciertan y ya sabemos todos lo que rodeó al 14 de marzo de 2004.
Y sí una cosa, Enrique, cuando se habla de la bandera republicana siempre se comete el mismo error. Ese bandera de colores bananeros es la de la segunda república que tanto añoran estos no sé por qué, por su ignorancia. Es la bandera de la segunda república, la otra, la nuestra, la de siempre, tiene muchos años de historia y pasó por primeras repúbiclas y monarquías anteriores.

Ignacio dijo...

Desde luego qué desafortunado ese familiar (lejanillo, por cierto), queriendo apropiarse de lo más libre que hay en el mundo, las palabras de un poeta.

Me recuerda vagamente al descendiente de Joyce que boicoteó por sus santos cojones las celebraciones del aniversario del Ulises. La pelota es mía y no se juega. Puf.

Pero ese al menos quería dinero.

E. G-Máiquez dijo...

Gracias, Maikel, por la precisión: la bandera española también fue republicana. Tan de todos.

De nada, anónimo. Cuando dije "breve" me refería precisamente a que los devaneos dialogantes aznaritas se acabaron tras la muerte de Fernando Buesa. Aquí han muerto dos personas en Barajas y el coqueteo se alarga.

Me alegra, sin ironía o con sólo un poco, verle tan orgulloso de los logros económicos de España. Viva. Logros capitalistas y liberales, por otra parte. En economía se ha continuado, con Solbes, alias "don Tancredo", la política anterior, y además el mérito es del español (e inmigrantes) que sudan la camiseta, como diría mucho mejor Miguel Hernández, si me permite.

Luego, claro que hay cosas que ZP ha hecho bien, siquiera sea para seguir con la tradición del burro flautista, dicho sea sin ánimo de ofender ni odio alguno. Pongamos que como homenaje al burro catalá. Los que entienden dicen que, efectivamente, la Ley de Dependencia está muy bien, aunque su asignación presupuestaria es pobre. El carné con puntos sí es un punto. Y se lo apunto.

Todo lo demás me parece muy discutible y lo he ido discutiendo periódicamente en la prensa. No me obligue a repetirme. Y luego está, ya en el terreno de lo personal, ese lenguaje hueco suyo, que para un poeta (mejor o peor, pero hasta el tuétano) es físicamente doloroso.

Jesús Beades dijo...

Para empezar, aclararé lo fundamental, que parece que en los telediarios hablan en chino:
Los jerarcas del PSOE se entienden con la ETA, pues Batasuna es ETA -según nuestro Tribunal Supremo, mis legalistas manupé y anónimo-, y el PSOE se reúne con Batasuna. Es una ecuación de primer grado, es tan sencillo que duele verlo y que ustedes sigan discutiéndo. Defender lo obvio es -aunque necesario- muy cansado. ETA ha seguido destrozando, durante este tiempo, la vida a muchas personas, quemando sus negocios, amenzándoles con cartas, extorsionando, apuntando con la pistola. Mientras tanto Otegi es un hombre de paz, según el presidente Rodríguez.

En cuanto a la propaganda:
Matan a dos personas en un "accidente" -Zapatero dixit, por tercera vez-, es decir, en un atentado terrorista, y el proceso sigue y sigue, a ver si les da para las elecciones. La idea es vender que Zapatero, el pobre, ha hecho lo que ha podido, y, cuando vuelvan a la carga con bombas (ya lo han hecho), la culpa será del PP, que quería muertos. En fin, puro Goebbels.

Anónimo dijo...

El Crisol de Jarrai


Una patria siempre cubre las vergüenzas existenciales. Encontrar un sentido a la vida y un cebadero al propio ego es, más o menos, lo que mueve a cualquier ser humano consciente. Esto no es fácil de lograr, pero una patria lo proporciona: actúa uno al servicio de una causa «grandiosa» y encima, por un poco más de precio, se asume un protagonismo. Luego está el asunto del calor humano que da la pertenencia a una masa, con el tejido de complicidades y la mística de la camaradería que son consustanciales. Y, para remate, el tema de los fantasmas, o sea, la legión de ancestros familiares y territoriales que nos echamos a la espalda, como una gloriosa mochila. Se sufre, sí, pero ése es el cemento del invento. Ahora bien, el sentido final de todo eso, el vector de salida, lo da la línea de disparo (aunque sea una piedra) contra un enemigo. Sin enemigo no hay patria que valga.

Pedro de Silva

http://www.usome.com dijo...

España de la caudalosa amistad...