domingo, 15 de abril de 2007

Y otro

Echad las redes. Y también aquí.

5 comentarios:

julio dijo...

Gracias, querido Enrique. Temo, eso sí, que echen las redes y encuentren muy poco o nada que llevarse a la boca. Este ni siquiera mar, esta laguna, no es ni mucho menos tu rico y fecundo océano.

E. G-Máiquez dijo...

Qué alegría (y no exagero) me llevé ayer al descubrir que también habías caído en las redes de la blogosfera. Cómo voy (vamos) a disfrutar.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Y también se habla de redes (con gracia, por cierto) en www.conlasbotas.blogspot.com
De nada.

julio dijo...

Menos, seguro, de lo que yo disfruto con tus (vuestros) textos, pero se hará lo que se pueda.

CB dijo...

pero si lleva un tiempo paseando por tus pagos y colindantes!
De hecho, hace poco, en una entrada tuya de aúpa, resaltabas la perspicacia de su comentario...
Creí que lo sabías: en su liberalidad, seguro que no se molestará por el dato.
La verdad es que entre heterónimos, anónimos, iniciales y virtuales, esto de las identidades se complica cada vez más ¿Imaginas la de Pessoas que se habrían paseado por la Red? ¿lo menos 3x3= 9?
Pensaba estos días en el poco sentido que tiene ejercer de iniciales parlantes, a no ser -exclusivamente- para apoyar a alguien, agradecer algo o pasar información.
Esto podemos considerar que entra en el último apartado. Con los dos primeros que sepas que cuentas para siempre.

Un saludo afectuoso
Cristina