lunes, 16 de julio de 2007

Responde el funcionario

A veces me preguntan "¿cómo sabes
que no has equivocado tu destino?"
Al menos el del IES, por su nombre
y por cuál es su símbolo.

21 comentarios:

Pericoteo dijo...

Tu entrada me acaba de recordar que tengo que felicitar a alguien. Si, soy su hermano.

Rocío Arana dijo...

Buena respuesta...

CB dijo...

La Virgen del Carmen y los poetas del Puerto, qué relación más especial. ¿Cómo era aquello de "Virgen del Carmen, y patrona mía/
escrito está en la frente de la aurora,/
cuyo manto es el mar de mi bahía..."?

La respuesta a esa pregunta también la tienes, por ejemplo, en la carta de Muñoz, que espero que haya acabado bien el curso. Yo llevaría una fotocopia en la cartera, y cuando me preguntaran eso, la sacaría.

Y genial el último galo. Lo dice muy bien Juaristi.

ARP dijo...

Un amigo pedía plaza en el concurso de traslados poniendo primero los Institutos con nombre de santo, aunque no por devoción, sino porque son los más antiguos y se suponía que los menos conflictivos.

E. G-Máiquez dijo...

Lo de Alberti era (¡Dios mío, cómo es!) así.

A Muñoz le quedó una. Por supuesto, no fue la mía.

Qué taimado tu amigo, Arp. Yo, a pesar de la impresión que puedo estar dando últimamente en el blogg, no fui tan piadoso. No pedí el IES Virgen del Carmen entre mis cinco primeros. Me tocó, que ya fue suerte.

Enrique Baltanás dijo...

Estupenda y divertida anécdota la que cuenta ARp. Si es que hay que leer tb. los comentarios...

guachinnai dijo...

!Que placidez trasmite esa imagen de nuestro instituto¡ ¿Verdad Enrique? ...sobre todo estando de vacaciones .

Carlos RM dijo...

Los nombres y los logotipos no dejan de ser etiquetas que le ponen a las cosas, pero ciertamente éstos están muy bien y te pegan, en el mejor sentido del término.

CB dijo...

¡¡Qué sorpresón de enlace!! Ese poema me cayó en un examen de Crítica Literaria. Lo de la bahía me dio la pista de que el autor podía ser Alberti, y a partir de ahí me empezó a sonar a fuegos de artificio y se me cortó la inspiración: la antigua metáfora de la barquilla y su travesía procelosa, la más antigua todavía del curso del sol como imagen de las etapas de la vida, el juego con las líquidas presidido `por el sonido "ar" de "mar" y de "Carmen", y pare usted de contar. No veía nada más, y a Garcilaso ni por asomo. Dándome por perdida, por meterle una pulla al profesor, devoto del 27 (más que a Alberti que, en el fondo, me gusta mucho), lo titulé: "El rosado manto de la aurora: La aurora de espaldas" (porque lo del mar de la bahía como manto es una maravilla, pero para que lo arrastre el ocaso, que se va, no la aurora que siempre viene de frente). Y la pulla me salvó.
Gracias por el enlace, me ha encantado encontrarme esa entrada, ojalá la hubiera leído entonces, y también por las nuevas de Muñoz.

E. G-Máiquez dijo...

El profesor te pondría sobresaliente, ¿no? ¡¡Qué acierto lo de la aurora de espaldas!! Y si no bastara la finura de la imagen, que basta, te apoya la geografía. La bahía está abierta al oeste, de manera que lo que se ve en el horizonte, yéndose, es el ocaso.

Verónica dijo...

Me ha parecido precioso el enlace de Alberti, y su Nana de la tortuga, de hace poco más de un año (he estado pensando en lo que hacía yo por esas fechas; todavía no te conocía ni a Arp tampoco). Muy emocionante.

Felicidades por la onomástica de tu Instituto, y que la Virgen te siga protegiendo como hasta ahora, marinero en tierra. (Más señal de que no pidieras ese Instituto y luego te tocara, no cabe).

También te felicito por la alusión -el piropazo- que te hacía Juaristi en su artículo del domingo. Ahora ya sé que el poeta nace -ahí estáis Jaime y tú-, pero también se hace, o "los hace" el Puerto de Santa María... Enhorabuena. No sabes lo que me alegré.

PD: Me he propuesto ser más breve de ahora en adelante; estoy un poco remordida...

E. G-Máiquez dijo...

Verónica, no nos remuerdas, mujer, con esa brevedad autoimpuesta. Yo estoy encantado con tus comentarios, si largos mejor, y si cortos, bueno. Todo menos el silencio, eh.

Verónica dijo...

Gracias, Enrique. Teniendo tu venia, hablaré a mis anchas como si estuviera en mi casa.

CB dijo...

¡¡jo, qué corte, que "puya" es con y griega!! Seguiremos echando la culpa a los 40 grados.

E. G-Máiquez dijo...

Hay faltas de ortografía que lo son de pura delicadeza, CB. Te parecería demasiado afilado clavarle una puya al pobre profesor, que sería más bien manso. Tú solo querías hacer un comentario de texto un poco bullicioso, y claro, entre la puya y la bulla, te salió esa suerte de varas rebajada.

E. G-Máiquez dijo...

Sin el "como", Verónica: estás en tu casa.

Enrique Baltanás dijo...

En español existe 'pulla' (Expresión aguda y picante dicha con prontitud.) y tb. 'puya' (Punta acerada que en una extremidad tienen las varas o garrochas de los picadores y vaqueros, con la cual estimulan o castigan a las reses.) Supongo que lo de CB sería pulla (aunque en el subconsciente albergara propósitos más crueles respecto al profesor)como escribió correctamente en su primera entrada.

E. G-Máiquez dijo...

O sea, Baltanás, que el DRAE no me deja salvarle la intención a CB y era justo al revés: ella no se quedó contenta con la pulla y quería propinarle todo un puyazo, ay.
¡Con lo satisfecho que me había quedado yo en mi ignorancia!

CB dijo...

CURA DE HUMILDAD:
1. Lo malo es que era una puya de las que van con y griega, porque lo que tuve la osadía de poner en el examen, con todo el morro, es que lo único realmente novedoso en el poema era que por primera vez podía verse a la aurora de espaldas. Y el pobre hombre, con toda su benevolencia y su generosidad -tan grandes como las vuestras- me largó aquel vergonzante sobresaliente.
2. Menos mal que no metí una gamba de éstas en la entrada de los latines, porque habría sido apoteósico: que si "hominibus bonae voluntatis", que si "Ite, Ite, Manupé..." y ¡toma falta de ortojrafía!
Muchísimas gracias por los capotes, y también a Manupé si se asomó por aquí, por no entrar a hacer sangre, que lo tenía facilito.
Voy a ver si encuentro un dentista y, de paso, una buena manicura que me sujete los dedos, que estoy con Verónica en lo del remordimiento.

julio dijo...

Pulla: "... Quizá sea alteración de 'puya' por 'púa' en el sentido de 'dicho punzante o agudo'..." (Corominas). Creo que Cristina, sea cual fuere su intención, no se equivocaba.

E. G-Máiquez dijo...

Bravo por aquel sobresaliente, de sobra merecido.

Y oye, ¿qué epidemia es ésa del remordimiento? ¡Que me dejáis aquí hablando solo como un dentista!