domingo, 15 de julio de 2007

Vercingétorix revisitado

Muchas convocatorias arrastrando el latín, sí, pero aquí está el tío, con su nihil obstat y su imprimatur.

3 comentarios:

Ricardo Montoliu dijo...

Muy bueno el elogio a la nostalgia.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Bueno, cuando hasta los que van de volterianos sin miedo al ridículo te alaban, buen asunto.

Juan Ignacio dijo...

Siempre pensé que esto de andar haciendo un blog también debería tener un nihil obstat y un imprimatur. Como se hace prácticamente difícil, me conformo con aclarar, cada tanto, que cuando toco ciertos temas lo hago como una charla de sobremesa entre amigos.
Saludos (y felicitaciones a tu hermano).