domingo, 16 de diciembre de 2007

El Mirador de los Vientos

Me anunció don Miguel d’Ors la salida del número 2 de la revista “El Mirador de los Vientos” con gran entusiasmo. Y llegaba al éxtasis cuando me ponderaba los versos de un tal González Romano que él no conocía (ni yo). Mi curiosidad se puso a cien.

Ahora, que he recibido la revista—con una portada muy chula—y la he leído enseguida, estoy de acuerdo con el maestro d’Ors [“Ay, el epigonismo”, dirá alguno]. No tanto [“Matando al padre, huy”, dirá otro] con la fiebre por Juan Antonio González Romano. Que está muy bien, ojo, como en esta soleá: “No quiero hacerme a la idea/ de que la vida que tengo/ es la vida que me espera”, pero al mismo nivel (alto) que lo mucho bueno de la revista, sin salirse.

Y uno que es malicioso por naturaleza, cae en que tal vez la cuarteta decisiva para don Miguel haya sido ésta:
Si quiero cambiar de tema
escribo punto y aparte.
Ojalá la vida fuera
tan sencilla como el arte.
Las cursivas son mías, desde luego; y de la lectura de d’Ors, sospecho.

3 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Como me veo afectado por el artículo (yo soy ese tal "González Romano"), he de decirle que me siento enormemente halagado por la reacción que he suscitado en Miguel D'Ors y por el hecho de que usted la haya recogido en su blog (tampoco me disgusta en absoluto su reacción, ya que no salgo del todo mal parado). Permítame, eso sí, una leve precisión en la soleá que tanto le ha gustado, ya que la última palabra no es la correcta: "No quiero hacerme a la idea/ de que la vida que tengo/ es la vida que me espera".
En todo caso, muchas gracias por este post.

E. G-Máiquez dijo...

Me parece muy bien ese halago que siente, porque es totalmente merecido. No exageré ni un ápice la admiración de Miguel d'Ors. A mí, como usted ha sabido detectar, a pesar de cierta pose retórica, también me gustaron mucho sus versos. La soleá ya la he corregido, disculpe. Y aunque no hubo comentarios al post, por correo y teléfono varios amigos se interesaron por la revista. Teniendo en cuenta que citaba sólo sus versos, fue usted el infalible gancho publicitario de "El Mirador de los Vientos". Enhorabuena y, si no le importa, téngame al día de sus publicaciones y escritos.

el.profe dijo...

De nuevo le reitero mi agradecimiento por sus comentarios. Por supuesto que le mantendré al tanto de lo que vaya escribiendo y publicando, que espero que sea algo más de lo que ha sido hasta ahora.