miércoles, 12 de noviembre de 2008

Pa solo yo

Etsi omnes, non ego.

6 comentarios:

SusoAres dijo...

Pero tienes que probar la mayor, Enrique: que tal pensamiento único, de darse, se esté "imponiendo" y no simplemente "exponiendo". ¿Discrepantes? Miles, millones de ellos, con espacios para hacerse oír. ¿No es Internet, entre otros, con sus inmensas y variadas redes sociales, un espacio de pensamiento y opinión, por tanto también de discrepancia?
PD.: algunos, por desgracia, no sabemos latín. Así que, please, para los indoctos, ¿podrías traducirnos la frasecita?
Un abrazo.

Néstor Aparicio dijo...

Eso decía el padre de Joachim Fest a sus hijos, en circunstancias bastante más difíciles. Enhorabuena.

Ángel Ruiz dijo...

Enrique, lo de 'oportet haereses esse' literalmente es 'conviene que haya facciones'.
De 'haereses' viene la palabra 'herejes', pero en general significa 'facción', 'partido'. Así que sí que parece conveniente que haya facciones, pero dentro del redil; lo que nunca parece conveniente es que haya herejes en sentido fuerte, aunque al final, por supuesto, todo es para bien, (salvo para los que son herejes hasta después de cruzar el velo).
Y muy bonito el 'etsi omnes, non ego' (para Suso: aunque todos, no yo).

E. G-Máiquez dijo...

Ángel, mi traducción literalísima es herética porque convenía, o sea, que casi se trata de una mise en abyme. Lo peor es que he sido heterógrafo o herético con la ortografía, que eso sí que no conviene de ninguna de las maneras.

CristinaB dijo...

El talantomesianismo de Obama da miedo, la silla de ZP da risa, (aunque verlo correr despepitado para cuadrarse ante la bandera americana será un placer), la oh posición hace honor a su nombre y da pena, y las ayudas a los Bancos apestan, pero la retirada de frecuencias en Cataluña es un paso más en ese mismo proceso y hacia esas mismas circunstancias difíciles, Nestor, del "Ich nicht" de Herr Fest, nada casualmente católico y conservador.
En cuanto a los millones de discrepantes y sus espacios, da gusto encontrar gente tan optimista como Susoares, a mí me parece que discrepan cuatro gatos, o cuatro lechuzas como dice el Salmo: "sicut nycticorax in domicilio..."

Manupé dijo...

Reina la calma justo en el ojo del huracán y antes de la tormenta, aunque también pudiera ser que después de la tempestad venga la calma.
No se, pero me parece que no se puede estar siempre en desacuerdo con todo, aunque discrepar sea un ejercicio de salud mental, oponiéndome al que se opone al ponente.
De vez en cuando tengo que tomar aire, mirar hacia los lados y ver donde estoy, más que nada para no perderme.
Tengo la sensación de estar falto de señales indicativas, de referentes claros y precisos de a donde me llevan.