miércoles, 25 de marzo de 2009

Soliloquio:

Amarme es conformarme con poco.

[Claro que si yo hubiese escrito esto, en vez de Marco Denevi, me amaría o, al menos, me admiraría más.]

4 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Eso es verdad siempre que Denevi hubiera llegado a ese estadio. Muchas veces nuestras ansias de felicidad nos hacen ver la meta cuando apenas hemos iniciado el camino.

AnaCó dijo...

¡Muy bueno!

CB dijo...

Mira, al hilo, lo que dice Bernanos en Diario de un cura rural (y glosa Suso Ares en "Las voces y el eco"):
"Odiarse es más fácil de lo que se cree. La gracia está en olvidarse a sí mismo. Pero, si todo el orgullo muriera en nosotros, la gracia de las gracias estaría en amarse humildemente a sí mismo, como a cualquiera, como a cualquiera otro de los miembros dolientes de Jesucristo".
La glosa tampoco tiene desperdicio.

Miguel Ángel Borrego Soto dijo...

Al menos Denevi no se ahogará en el intento de besar su reflejo en el río.