viernes, 21 de mayo de 2010

Sobre la cuna


Mi suegra se asoma constantemente a la cuna y repite, admirativa: "¡Hay que ver lo que la niña se parece a su padre!", con cara de felicidad y con la voz trémula y embobada.

Desde luego, un bebé es un milagro.

19 comentarios:

Ana Agüero dijo...

Enrique, enhorabuenísima!!!
Recién vuelta a la bloggsfera leo esta noticia espléndida. Qué alegría que Carmen esté ya aquí...
Os encomiendo y os envío "abrazos virtuales". ¡Y qué sigas escribiéndole maravillas como éstas a tu niña!

Gonzalo dijo...

Del nacimiento de mi hija mayor, uno de los recuerdos más divertidos que tengo es el de la gente asomándose a la cuna en la clínica.

Si eran de la familia de mi mujer, iban diciendo "mira, tiene la boca como su madre, y fíjate, las mismas manos, y..." Detrás venían tíos míos que sin dudar, afirmaban "fíjate la forma de la cabeza, igual que su padre. Y mira qué larguita. Igual que era Gonzalo, ¿te acuerdas?"

Un paso por detrás, un querido amigo, padrino de la niña, sin perder la compostura, a todos iba contestando, alternativamente "desde luego, es igual que el padre" o "vamos, es clavaíta a la madre"

Reitero las enhorabuenas.gy

Anónimo dijo...

Enhorabuena Enrique.
He entrado hoy aqui sólo para saber si ya había nacido, lo reconozco.
Todos son un milagro.
A disfrutar.
La semi seguidora.

marinero dijo...

No quisiera venir de aguafiestas en un momento como éste. Pero, ¿se ha parado EGM a reflexionar, después de las detenciones de ayer, sobre las declaraciones de Mayor Oreja acerca de la segura e indudable negociación del gobierno con ETA, y lo que él mismo dijo no hace mucho en un artículo al respecto? ¿O en el hecho de que dichas declaraciones no fueran sino el pistoletazo de salida de una carrera de afirmaciones que han dado por segura dicha negociación (yo lo he ido oyendo en Intereconomía, a Curri Valenzuela, al ínclito Federico Jiménez Losantos..., en fin, a toda la parroquia), o pedido insistentemente al gobierno que la desmintiera, sin hacer caso de los sucesivos desmentidos (lo que es una manera de decir, y a menudo explícitamente, "cuando el río suena...")? ¿O en la ausencia de cualquier reconocimiento de haberse equivocado (ya no hablemos de pedir perdón) por parte de nadie? El viejo "calumnia, que algo queda" sigue haciendo estragos, por lo que se ve. Y uno (no todas las gentes son tan razonables como EGM), la verdad, se cansa de razonar con quienes, sencillamente, no quieren razonar.

Maria dijo...

Sigo sin comprender por qué marinero no tiene un blog.

O sí lo comprendo: Escribiendo aquí se asegura muchos lectores. Y eso si es que los lectores de Rayos y Truenos no se lo saltan directamente.

¿Algún día colgarás una fotillo de Carmen? Aunque digan que no se deben publicar fotos de menores de edad, a mí me encantan los recieé nacidos, no creo que haya cosa más bonita.

Que disfrutéis mucho de estos días irrepetibles. Y que disfrutéis también mucho de las noches. Yo con mis hijos mayores me agobiaba si no podíams dormir, pero con las pequeñas decidí disfrutar también de las largas noche del principio.

Juan Ignacio dijo...

¡Por cierto!

Increíble que esto sea una entrada de política...

Santiago dijo...

Hijo soy de mi hijo: él me rehace. Lo dice Martí.

Carlos RM dijo...

Ay, EG-M, bendito tú entre las mujeres.

Simeón dijo...

No es porque sea usted, Marinero, pero sí, hoy ha estado inoportuno.

¿Qué se puede esperar de Mayor Oreja, ese derechista montaraz que sólo habla por motivos electorales? ¿Y de la Brunete mediática que cita?
No hay nada más "estragado" por el "calumnia, que algo queda" que la derecha en España, todita sospechosa.

Me callo, que se pierde el embeleso.

marinero dijo...

Ya comenté a María las razones por las que no tengo un blog. Se equivoca al pensar que si escribo aquí es porque así "me aseguro muchos lectores"; escribo también en otros blogs, que no dan la impresión de tener muchos. Escribo aquí porque en EGM he encontrado un interlocutor inteligente (y brillante) que, al contrario que muchos otros, acepta la disidencia.
Respeto, naturalmente, a quien prefiera no leerme. Creo que no es el caso de EGM, y eso me basta. No obstante, si EGM prefiriese no verme más por aquí, no tiene más que decírmelo; tiene mi palabra de que desapareceré de inmediato.
Por lo demás, sé que mis ideas son distintas -no siempre contrarias- a las que aquí son habituales. A mí me parece que eso no es malo, que la disidencia respetuosa y razonada (como yo intento que lo sea la mía) nos enriquece; pero también comprendo, y respeto, a quienes prefieran entenderse sólo con quienes tienen sus mismas ideas.
No en este blog, donde no es necesario, pero en otros he salido en defensa de la religión -y de la fe, de quien la tenga- por lo mucho que ha aportado y puede aportar a todos, frente a quienes la califican de oscurantista, retrógrada, y tópicos similares. También eso me ha costado algún que otro enfrentamiento: intolerantes los hay en todas partes. Yo procuro no serlo; exponer mis ideas y aceptar las ajenas. ¿Es malo? En ese caso, me reconozco culpable.
Y termino (puede ser mi última intervención, si EGM lo desea) pidiendo perdón a quien pueda sentirse ofendido, o simplemente molesto, y asegurando que nunca es ésa mi intención. Yo creo, otras veces lo he dicho, en la convivencia entre ideas distintas; sobre esa base podemos entendernos, o intentarlo. Allí donde esa posibilidad no se acepta, mi presencia, efectivamente, está de más. Y, cuando eso ocurre, ni me importa ni me duele retirarme; me parece lo lógico.

maria dijo...

Tienes suerte en el comentario, pues mi suegra frente a la cuna me dijo : es preciosa!! se parece a mi cuando chica ( dejo a tu imaginación mi cara )

E. G-Máiquez dijo...

CRM lo clava.

Los deseos de María son órdenes (cumplidas a medias). Pongo foto de la cuna, con Carbón (el único machito que ronda mi vida últimamente) en primer término y los libros (ay, ay, ¿será un presagio?) al fondo. Magnífico consejo el suyo de disfrutar los desvelos.

Gracias a Ana y a Gonzalo y a la semi por sus enhorabuenas. Y a Santiago y Martí.

Qué bueno lo de María de Chile y su suegra egocéntrica. Otra lectora de mi blogg, con la que ayer me tomé un café, al oírme decir que tenía la esperanza de que la niña sacase los ojos de mi suegra, exclamó: "¡Milagro, eso sí que es un milagro!".

Ah, Marinero. Yo creo que Simeón te lo explica bien: es sólo una cuestión de oportunidades. Pero en cualquier caso, recuerda que yo no dije en mi artículo que Jaime Mayor Oreja estuviese en lo cierto, sino que defendí su derecho a dar su opinión sin que nadie se rasgase las vestiduras ni impusiese silencio. Sigo pensando igual, y de hecho me parece magnífico que el Foro de Ermua alerte del peligro de que se siga negociando (lo que no impide que a la vez se hagan detenciones). Marinero estará de acuerdo conmigo en que el Gobierno lo intentó hace unos años y que le pareció de perlas (aún no ha pedido disculpas por aquello), así que más nos vale vigilarle en corto.

Abrazos.

Simeón dijo...

PRIMVM VIVERE, DEINDE "POLITICARE"

Macarena dijo...

Enrique que no he podido felicitarte, que sea enhorabuena, y una cosa que a mi me decian mucho cuando nació mi Angel y que se dice mucho en Andalucia: que Dios te de salud para criarla. Dale un beso a tu santa y a disfrutarla, que pasa volando

marinero dijo...

Tiene razón EGM en lo de las "oportunidades", y le pido disculpas por ello. La razón de haber sido conscientemente inoportuno está en mi sospecha de que las detenciones, que yo creo que dan un rotundo mentís a Mayor Oreja y a todos los que lo han jaleado, iban a ser tema que aquí no se tratase. Me pareció que valía la pena hacerlo, aun corriendo el riesgo de ser, en efecto, poco oportuno en una ocasión como ésta. Que, desde luego, es infinitamente más importante. Enhorabuena de nuevo a EGM, y gracias una vez más por su comprensión, tan inhabitual.

Anónimo dijo...

Y el milagro de la vida con el ángel de Pedro Serna. D. Capó

E. G-Máiquez dijo...

¡Qué vista, Dani!

Anónimo dijo...

Carlos dijo:

Al ver la foto y el comentario de Dani:

Sobre el ángel de la cuna vela un ángel.

César dijo...

Sólo darte la enhorabuena por el feliz evento y las gracias por tus enormes artículos.
Un abrazo solar.
César UMG.