miércoles, 20 de octubre de 2010

La prueba del euro

Bien, ayer no era mi día más literario, lo reconozco, pero estaría bien esta regla preventiva: el escritor comprometido debe dar el dinero que gana defendiendo una causa a esa causa. Eso es comprometerse.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien todo, Enrique; y está bien que no retoques el artículo, que no está nada mal: la aspereza, la imperfección puede ser un método de expresión.

Y además te voy a hacer caso. En las dos cosas. Y esta tarde mismo.
Jaime

Gonzalo dijo...

¡Bravo!

Mora Fandos dijo...

De acuerdo con el anónimo.

Anónimo dijo...

Según cierto movimiento de Iglesia nuestra verdadera escala de valores, no la que mostramos exteriormente, resulta de la contestación que demos a este interrogante: ¿En qué gastas tu tiempo y tu dinero?
Jilguero

Anónimo dijo...

El sábado 23 hay una concentración en Sevilla para protestar contra las jornadas, subvencionadas con dinero público, es decir, nuestro, que celebran los profesionales del aborto para poner en comun los adelantos que se han conseguido en sus técnicas de exterminio. A las doce en Pedro Castro, 1 (Hotel Meliá Sevilla).

NGG dijo...

Así es, la indiferencia es casi total, lo cual es síntoma de la decadencia de la sociedad en la que vivimos.
De todas maneras es gratificante que "apoquitoapoco" estén proliferando cada vez más grupos pro-vida defendiendo al más indefenso de los indefensos.
Quizás literariamente hablando no hayas escrito su mejor columna, pero humanamente sí lo sea.

T dijo...

Bien hecho, Enrique.

NGG dijo...

Queda claro que la sintaxis de mi comentario es manifiestamente mejorable. Perdón

Gonzalo dijo...

¿¿¿¿Son cosas mías o ha desaparecido la columna de diariodesevilla.es????

Gonzalo dijo...

Pues sí que está. Siguiendo el enlace de D. Enrique Monasterio sí lo he encontrado aquí, pero ni en la sección de opinión ni en el buscador salía. Quiero pensar que están cambiando la edición de miércoles a jueves y sea por eso...