viernes, 2 de septiembre de 2011

La vida es dulce

Vienen bien unas penitas 
de vez en cuando, que no 
nos empalague la vida. 

3 comentarios:

enrique baltanás dijo...

¡ele!

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Ele y ole. Pero sin pasarse (con las penas, ¿eh?,no con el ole, ¡oh!)

Anónimo dijo...

Carlos dijo:

Muy buena la copla. Lo del no pasarse al que apunta Juan Antonio, ya está resuelto en el diminutivo(penitas).