miércoles, 4 de febrero de 2015

Echar la mañana leyendo estas cosas...


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Recuerdo lo que se cuenta de Borges, a quien habiéndosele pedido un currículo por su condición de profesor (en la Universidad de Buenos Aires, creo), lo demoró durante días explicando que era para él un género nuevo, y necesitaba tiempo para abordarlo. Me temo que, en el caso que EGM nos propone, hubiese pedido que previamente le tradujeran al español las instrucciones.

Cavalcanti dijo...

Ser sinérgicos, cómplices y transversales es misión competencial del nuevo hombre, quiero decir del nuevo profesor...

Anónimo dijo...

Leer algo así es muy frustrante. Creía que tenía mayor capacidad de comprensión. Deduzco que carezco de competencias clave, o algo así.

Ignacio Trujillo dijo...

La competencia de la competencia del perfil del competente, ¡madre mía! y los alumnos y las alumnas y el alumnado y la alumnada... la realidad supera a los Hermanos Marx e incluso a Cantinflas.

Jesus Cotta Lobato dijo...

¡Esta pedagoguería es importantísima! ¿A quién se le ocurre, en su sano juicio, ponerse a explicar, pongamos por caso, el concepto de inflación sin haberse planteado primero qué objetivos persigue, qué competencias desarrolla, qué estándares de aprendizaje debe alcanzar y cómo lo va a evaluar, temporalizar, visualizar y chumbandancanalizar?

Anónimo dijo...

D. Rafael Lapesa calificaba ese estilo de "pedante".
Jilguero.

Kris Kelvin dijo...

No solamente es pedante,además es jerga; un armazón de nada para simular ideas.